Pedro Hidalgo: “Hay que informar al paciente para que pueda consentir”

El Colegio de Médicos de Badajoz edita un libro sobre esta responsabilidad del médico

lun 04 noviembre 2013. 10.44H

Ricardo Martínez Platel
El Colegio de Médicos de Badajoz ha editado un libro que recopila las ponencias impartidas en las tres jornadas de formación e información sobre el Consentimiento Informado (CI) que ha organizado la corporación colegial pacense este año. Su presidente, Pedro Hidalgo, ha explicado a Redacción Médica que “la Ley de Autonomía del Paciente sitúa a los implicados en el centro del sistema”. Dentro de las atribuciones que se les confieren a los enfermos “está que todo lo que concierne a su salud exige que sea consentido por el propio individuo”.

Pedro Hidalgo, presidente del Colegio de Médicos de Badajoz.

Por esta razón se produce una ruptura en ejercicio del paternalismo de la Medicina.  Aquello de “haga usted conmigo doctor lo que considere” ha pasado a ser “lo que me diga, veré si lo acepto”.  Es decir, “da paso al consentimiento informado”, asegura Hidalgo.

Según el presidente del Colegio de Médicos de Badajoz, “esto no es judicializar la Medicina, ni poner en manos del paciente su destrucción, sino otorgarle la potestad para decidir las actuaciones que sobre su salud puedan realizarse”.  El CI implica que “para que  consentir haya primero que informar”. Sucede a menudo que los pacientes no llegan a comprender las explicaciones que les dan los médicos. Por eso es preciso “utilizar un lenguaje comprensible y adecuado al nivel formativo de cada paciente”.

La importancia de este libro reside en que “primero hay que hablar de informar para luego consentir”.  “Ya no es solo que lo entienda, si no que lo acepte y firme que lo que le pueda suceder sean los inconvenientes de los efectos secundarios y colaterales, sin hablar de otro tipo de negligencia, según comenta Hidalgo”.  Conviene recordar, que el no cumplimiento del CI es el procedimiento por el que más se demanda a los médicos. “Un paciente informado no solamente no demanda, sino que además es responsable con su médico”.

Hidalgo es partidario de concienciar y motivar más a los profesionales para que informen “porque el número existente de demandas viene a decirnos que no se está cumpliendo con ese derecho del paciente”. Para el presidente “paciente que consiente y médico que informa hacen una alianza de derechos y obligaciones”. De este modo médico y paciente consiguen crear un modelo colaborativo.

Pedro Hidalgo señala que no acepta cuando un médico afirma que” no le interesas los asuntos legislativos, porque el ejercicio de la Medicina nos obliga a una actualización permanente no solo en lo científico, sino también en lo humano, lo que implica derechos y obligaciones. Por eso,  el facultativo debe tener conocimiento de las leyes básicas, sobre todo en la que actúa como la Ley del Medicamento o la Ley de Autonomía del Paciente.”

En esta obra, que está dedicada a Ricardo De Lorenzo, presidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario, han participado Juan Calixto Galán, fiscal de la Fiscalía Provincial de Cáceres; Antonio del Moral, magistrado de la Sala 2ª del Tribunal Supremo; José Guerrero Zaplana, magistrado del Gabinete Técnico del Tribunal Supremo; Ricardo Rodríguez, magistrado-juez del Juzgado de lo Penal número 16 de Madrid; Ángel Hernández Gil, jefe de Servicio de Clínica del Instituto de Medicina Legal de Jaén: Mariano Casado, secretario de la Comisión Central de Deontología de la OMC; Raquel Murillo, subdirectora general de AMA; José María Grau, magistrado del TSJ de Extremadura; Petra López, inspectora médico; y Rafael Gil, asesor jurídico del Colegio de Médicos de Badajoz.