18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Pascual destaca la “disposición” de Valdecilla a ayudar a la Asociación de Bebés Robados

El hospital tiene constancia de 12 o 13 familias que se encuentran en esta situación en Cantabria

Martes, 20 de septiembre de 2011, a las 18:36

E.P. Santander
El director gerente del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, César Pascual, se ha reunido este lunes con representantes de la Asociación SOS Bebés Robados de Cantabria para aclararles "los malos entendidos" y mostrar "la disposición" del hospital a ayudarles dentro de "sus limitaciones".

César Pascual.

En declaraciones a Europa Press, Pascual ha asegurado que el hospital "está colaborando en todo" para intentar ayudar a las familias, además de "orientarlas" a la hora de solicitar documentos que les puedan facilitar la búsqueda. En concreto, Valdecilla tiene constancia de "12 o 13 familias" que se encuentran en esta situación en Cantabria, pero "pueden ser más", ha precisado Pascual.

A este respecto, ha explicado que las familias normalmente solicitan la historia clínica, pero hay "documentos cuya información no figura en la historia", que el interesado puede pedir pero que "el hospital no puede entregar de su mano mayor", como por ejemplo una certificación del Libro de Partos --documento obligatorio hace 30 o 35 años--.

Pascual se ha referido también a la "percepción totalmente equivocada" que estas familias tienen en ocasiones del hospital en cuanto a la información que puede facilitarles, y les ha explicado las "limitaciones" que tienen los centros sanitarios debido a la Ley de Protección de Datos, que es "muy rigurosa".

También, ha señalado que las familias solicitan documentación de los años en que supuestamente fueron robados los niños, pero el problema es que "no hay mucha", ya que en aquella época "la historia era del médico y no del hospital, y cada médico apuntaba lo que quería". En este sentido, ha precisado que muchas familias alegan la falta de documentación en sus historias clínicas porque, por ejemplo, la suya tiene 12 páginas y la de otra familia 500, una "diferencia" que no tiene nada que ver con el hospital, ha dicho.

Así, la historia clínica, documento que suelen solicitar las familias que sospechan haber sufrido el robo de un bebé, es un "documento público que no se puede falsear porque sería un delito", y lo que éste contiene es "todo lo que hay en la historia, todo". Según ha comentado Pascual, las familias reivindican que "luego siempre aparecen más documentos", pero no es que aparezcan, sino que si ellos explican su caso al funcionario que expide las certificaciones, éste les orientará sobre qué otros documentos pueden solicitar.