Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 10:30

Palacios afirma que la tarjeta única “es una medida necesaria para la cohesión del sistema sanitario”

En la Región se expidieron un total de 6.913 tarjetas sanitarias de residencia temporal en 2011

Lunes, 05 de marzo de 2012, a las 15:36

Redacción. Murcia
La consejera de Sanidad y Política Social, Ángeles Palacios, ha resaltado que la aplicación de la tarjeta sanitaria única para todo el territorio nacional es una medida necesaria para la cohesión del sistema sanitario español.

Ángeles Palacios.

La consejera ha explicado que la tarjeta sanitaria única, cuya implantación se acordó en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud celebrado el pasado miércoles, es una medida encaminada a cohesionar el sistema, además de ser un primer paso muy importante para establecer una cartera de servicios común y facilitar el acceso a la Sanidad en cualquier punto del país.

Palacios ha añadido que la nueva tarjeta única impulsará la normalización de los diseños de las tarjetas para se identifique claramente su adscripción al Sistema Nacional de Salud y ha destacado que el nuevo documento común servirá para ofrecer un servicio unitario mucho más adecuado a los pacientes procedentes de otras autonomías, que ya no tendrán que presentar la tarjeta de residencia temporal.

En la Región se expidieron un total de 6.913 tarjetas sanitarias de residencia temporal en 2011, y en los dos primeros meses de este año se han expedido más de 1.600. En la actualidad la Región cuenta con 1.416.577 tarjetas sanitarias en vigor, según el último censo.

Según se acordó en el Consejo Interterritorial, la puesta en marcha de la tarjeta única facilitará el proyecto de interoperabilidad de la información clínica y la adecuada implantación de la tarjeta sanitaria europea para la circulación de los pacientes por los estados miembros.

Renovación de la tarjeta

La sustitución de las tarjetas por el formato único, que empezará a emitirse a finales de este año, se realizará a medida que vayan caducando o cuando se proceda a su renovación por cualquier otro motivo, y en cualquier caso en un plazo máximo de cinco años, manteniéndose la vigencia de las actuales tarjetas sanitarias durante este plazo.