Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

Presupuestos de Sanidad: se recorta en derivaciones y oficios religiosos

El borrador de presupuestos financia la contratación de 1.000 nuevos profesionales en sanidad

Lunes, 08 de febrero de 2016, a las 16:33
Redacción. Toledo
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha comparecido este lunes acompañado del secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina, para informar del acuerdo al que han llegado ambas formaciones de cara a la elaboración de los Presupuestos de la región. Los presupuestos de Castilla-La Mancha para este año ascenderán a 8.420 millones de euros, un 2,6% más que en 2015.

José García Molina y Emiliano García-Page, durante el anuncio del acuerdo.

La sanidad ha tenido un gran peso en la comparecencia de Page, quien ha cargado contra la labor del ejecutivo de Maria Dolores de Cospedal en esta materia y ha apostado por reducir la inversión en conciertos con la sanidad privada. “No vamos a derivar pacientes a la privada sin antes aprovechar al 100 por cien la sanidad pública”, ha señalado el presidente regional. En concreto, el acuerdo que han firmado Podemos y PSOE plantea que el gasto presupuestado en atención sanitaria con medios privados sea un 7,8% inferior al que se consignó en los presupuestos de 2014. También se imponen una serie de condiciones de calidad y la obligación de informar trimestralmente en las Cortes de qué conciertos se firman.

Page ha añadido que su Ejecutivo “ha pasado de despedir interinos en la sanidad pública a comprometer más de 1.000 contratos” en Oferta Pública de Empleo. El pacto de investidura entre PSOE y Podemos incluía la recuperación de 6.600 plazas de empleo público a lo largo de la legislatura, 1.655 de ellas en 2016 y la mayor parte de ellos en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam).

Lo presupuestos, cuyo borrador será presentado a lo largo de esta semana, consignarán un 70% del gasto a partidas tipo social, incluidas sanidad, educación y dependencia. Con ellos, ha dicho Page, “gana el sector público, la sanidad, la educación, la gente que peor lo está pasando y también aquellos que quieren ganar dinero, pero esto último va unido necesariamente a la prosperidad de la mayoría”.

Las "prisas" de Podemos

En la comparecencia, que ha tenido un marcado carácter político y en la que no se ha entrado a desgranar datos económicos, Page ha señalado que Podemos ha actuado como “acelerador” en la negociación de estas cuentas. “Estamos de acuerdo en los aspectos fundamentales. Las discrepancias han sido más de ritmo”, ha señalado el presidente regional, quien ha apuntado que Podemos “metía prisa”.

Molina, por su parte, se ha mostrado satisfecho con el acuerdo, aunque ha adelantado que es posible que su formación presente algunas enmiendas parciales durante la tramitación parlamentaria. El líder de Podemos ha criticado que se sigan subvencionando algunas prácticas “que no son de la mayoría y que excluyen”, como el "medio millón de euros" que se consigna para servicios religiosos en centros dependientes de Sanidad. Dado que no es jurídicamente posible retirar esa subvención, se adquiere el compromiso de presentar una proposición no de ley para suspender el punto del Concordato con el Vaticano que obliga a financiar con dinero público los oficios religiosos.

“Este este es el presupuesto que podemos, pero ni Podemos ni PSOE nos conformamos con él. Es un buen presupuesto, pero el del año próximo será mejor. Es el primero de una serie que irá mejorando”, ha concluido Page.