Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

Oliván asegura que no va a aplicar el ‘modelo Alzira’ en el nuevo hospital de Alcañiz

Niega “cambios en el carácter público y gratuito” de la asistencia sanitaria

Jueves, 20 de junio de 2013, a las 16:02

Redacción. Zaragoza
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, ha asegurado este jueves que no va a aplicar “ni mucho menos” el modelo Alzira de privatización en el nuevo hospital de Alcañiz, en el que el sector privado llevará a cabo la construcción, el equipamiento, el mantenimiento y la gestión de los servicios exclusivamente no sanitarios.

Ricardo Oliván durante su comparecencia en el Pleno de las Cortes regionales.

Oliván ha comparecido en la sesión plenaria de las Cortes para dar cuenta del modelo de aplicación de la colaboración público-privada en el sistema sanitario aragonés, comparecencia en la que ha dejado claro que la fórmula que se utilizará “no va a suponer un menoscabo” de los derechos y garantías de los ciudadanos en la prestación del servicio público sanitario.

“Lo importante es la prestación de servicios”, ha continuado el consejero, quien ha recalcado que “los recursos públicos faltan, las empresas constructoras necesitan inversión” y a través de esta general empleos.

Ha explicado que hay cinco tipos, progresivos, de colaboración con el sector privado. En el primero de ellos la empresa privada se hace cargo de la construcción, el equipamiento y el mantenimiento, el segundo tipo es el que se empleará en Alcañiz y añade los servicios no sanitarios, mientras que en el tercero la participación empresarial incluye la alta tecnología, en el cuarto la atención especializada y en el quinto, denominado modelo Alzira llega hasta la Atención Primaria.

El modelo elegido por el Gobierno de Aragón permite acelerar la construcción de la obra, así como “generar infraestructuras sin afectar al déficit” y por lo tanto “se pueden dedicar recursos a otras necesidades”. El consejero ha hecho notar que “tenemos muchos centros de salud que renovar o hacer nuevos”.

Este modelo “no supone ningún cambio en el carácter público y gratuito” de la asistencia sanitaria, ha proseguido Oliván, quien ha subrayado que la gratuidad no es universal.
  
De esta manera la gestión será más “eficiente”, ha considerado Ricardo Oliván, quien por otra parte ha comentado que el nuevo hospital incorporará servicios que a día de hoy no se prestan en el Bajo Aragón, como la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI). Ha comentado que prestarán el servicio sanitario “las mismas personas” que ahora trabajan en el centro hospitalario alcañizano y que la gestión correrá a cargo del Salud.