16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Ocho meses de prisión para un falso podólogo

El Colegio Profesional mantiene abiertos 15 procesos por intrusismo

Lunes, 28 de diciembre de 2015, a las 12:53
Redacción. Sevilla.
Un falso podólogo ha sido condenado a 8 meses de prisión y 3.000 euros de multa por ejercer la profesión al menos desde 2009 en Huércal-Overa (Almería)  sin estar titulado en Podología. El acusado, que deberá abonar la citada cantidad al Colegio Profesional de Podólogos de Andalucía, pagará también las costas del juicio, según ha estipulado el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº3 de la mencionada localidad almeriense.

Este Colegio Profesional mantiene actualmente abiertos 15 procesos por intrusismo en toda Andalucía. Una actividad contra el fraude que basa su importancia no solo en la lucha contra el instrusismo sino en los riesgos que entraña para el paciente una práctica no profesional. Así, recuerdan que se pone en riesgo la salud de los pacientes, máxime en casos como el pie diabético, que puede derivar en graves complicaciones cuando son tratados por individuos sin titulación.

Un problema que parece más habitual de lo que se piensa pues, como explica Antonio Sánchez, jefe de la asesoría jurídica del Colegio: “El 80 por ciento de las  denuncias del sector se refiere a prácticas de intrusismo, de las que la mayor parte no son investigadas, si el Colegio no aporta las pruebas, lo que es sumamente difícil para una corporación profesional dadas las circunstancias en que se comete este delito”.

Desde la citada organización recuerdan que el podólogo es un profesional acreditado para recibir, diagnosticar, tratar, prescribir medicamentos e intervenir quirúrgicamente al paciente. Prácticas todas ellas que exigen una amplia y adecuada formación.