Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

Nueva meta de la ONU: erradicar el VIH en 2030

Tras haber alcanzado el objetivo de detener y reducir la propagación de la enfermedad del sida

Martes, 14 de julio de 2015, a las 14:52
Redacción. Madrid
La erradicación del VIH está cada vez más cerca. La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha asegurado que, tras haber alcanzado el ‘sexto objetivo del Milenio’ (que consistía en reducir y detener la propagación de la enfermedad del sida), se pone como nueva meta la completa desaparición de esta patología para el año 2030. Una promesa que ha quedado establecida en el informe,Cómo el sida lo cambió todo, de la agencia de las Naciones Unidas contra el sida (ONUSIDA).

Ban Ki-moon, secretario general de la ONU,

Hasta 2014, la ONU ha logrado una paralización de la epidemia en 83 países, que son el equivalente al 83 por ciento de los 37 millones de personas infectadas, incluidos algunos de los países más afectados, como es el caso de Kenia, Mozambique, Sudáfrica y Zimbabue. Además, se ha registrado una reducción en el número de nuevas infecciones por VHI, una tasa que ha caído un 35 por ciento, pasando de 3,1 millones de contagios en 2001 a dos millones en 2014. En cuanto a las muertes por sida, la tendencia también ha caído, hasta en un 41 por ciento.

Los efectos positivos de control de la epidemia está beneficiando, especialmente, a los niños. En total, hasta en un 58 por ciento se han contraído el número de casos. En este sentido, la incidencia del sida en jóvenes ha caído en un 37 por ciento. Una cantidad que se estima siga creciendo, ya que el 37 por ciento de las mujeres embarazadas seropositivas recibe tratamiento para no infectar a sus hijos. Unos resultados que, lamentablemente, no se han repetido en el caso de la transmisión entre parejas homosexuales, que ha mantenido su tendencia al crecimiento.

“Un nuevo objetivo está ahora ante nosotros: poner fin a la epidemia del sida en 2030”, asegura la ONU. Una meta que no parece imposible, debido a que en 22 países se ha logrado una detención total de la epidemia. Un factor al que se suma los beneficios de haber conseguido disminuir el precio de los medicamentos, que han pasado de costar 10.000 dólares en el año en 2000 a menos de 100 dólares a partir de 2010.