Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:30

Normand: “Se ha perdido la confianza entre la Consejería de Sanidad y los profesionales”

“Que el Ministerio recupere competencias hace un sistema sanitario más gobernable”

Martes, 26 de marzo de 2013, a las 15:52

Cristina Mouriño / Imagen: Adrián Conde, Pablo Eguizábal y Miguel Ángel Escobar.
El portavoz de UPyD en la Comisión de Sanidad de la Asamblea regional ha valorado en una entrevista para Redacción Médica las medidas que ha adoptado la Consejería en los últimos meses. Sobre la autogestión de los centros de salud Enrique Normand considera que “no tiene sentido plantear algo solo para cuatro o 27 centros de salud, sino que debería de ser para el conjunto de la Atención Primaria”. “Plantear ‘islitas de gestión’, ha explicado, a largo plazo no parece que sea la medida más adecuada para reorientar el conjunto del sistema”.

Recientemente la Consejería de Sanidad ha publicado los datos de la encuesta de satisfacción de los usuarios del Sermas que señalan que ésta es superior al 90 por ciento tanto en los hospitales públicos como en los tres privados que ya funcionan en la Comunidad, ¿cree que justifica la externalización de la gestión de otros seis?

¿Por qué se están privatizando seis hospitales y 27 centros de salud en Madrid? No se están privatizando para aumentar la satisfacción de los usuarios. A priori la satisfacción de los usuarios es buena tanto en unos como en otros. Lo que se plantea es como una medida de ahorro y como medida de ahorro ahora mismo no hay datos ni evidencias que nos diga que realmente se va a ahorrar.

En realidad estas encuestas de satisfacción son algo que se hacen periódicamente, que siempre dan muy buenos resultados. En este sentido, las consecuencias de estas encuestas son muy limitadas por no decir nulas. Con lo cual, no dicen ni que haya que privatizarlos ni lo contrario.

Normand analiza el borrador de decreto que regula la acreditación de las sociedades de profesionales.

El portavoz sanitario de UPyD señala que “se ha perdido la confianza entre la Consejería  y los profesionales”.

Según esta misma encuesta, la satisfacción en Primaria supera el 80 por ciento y se eleva por encima del 90 por ciento si se les pregunta sobre su médico o enfermero. ¿Cree que estas cifras podrían alterarse tras los cambios que pretende la Consejería?

Habrá que ver cómo termina siendo definitivamente el modelo. Lo que ocurre es que más que evaluar encuestas de satisfacción a la hora de entrar a valorar un sistema sanitario lo que interesa más es analizar los resultados en salud. La Consejería de Sanidad dice que va a tener una central de resultados pero, hoy por hoy, la única comunidad autónoma en la que se publican resultados en salud es Cataluña. No sé qué influencia va a tener la privatización sobre las encuestas de satisfacción de Atención Primaria pero en realidad lo que tenemos con estas encuestas es que no se está dando la información real. Hace poco salió una información contrastada y objetiva que no valora tanto la calidad percibida del usuario como la calidad real de la atención que recibe.

Relacionado con lo anterior, la semana pasada se daba a conocer el borrador de decreto que regulará la acreditación de las sociedades profesionales que vayan a gestionar los 27 centros que pretende externalizar la Consejería, ¿qué le parece el borrador?

En este borrador la Consejería habla siempre de sociedades profesionales en las que habrá una mayoría de participación de los profesionales, que sería hasta un 51 por ciento. Pero a nosotros lo que nos preocupa es ese otro 49 por ciento y quien va a entrar. Una cosa es profesionalizar la gestión, una cosa es delegar en los que al final están gestionando los recursos y otra cosa muy distinta es introducir determinados intereses en la gestión de centros de salud. Hoy por hoy el borrador no nos gusta. Nos parece que tendrían que hacer un esfuerzo por consensuarlo con otras sociedades científicas y con los profesionales que lo van a implantar.

Nornamd considera contradictorio que se creen grupos para mejorar la gestión en los centros que no se externalicen.

“Que el Ministerio recupere competencias hace el sistema sanitario más gobernable”.

La Sociedad Madrileña de Medicina Familiar y Comunitaria (Somamfyc) cree que la Consejería confunde autogestión con gestión externa y desde los sindicatos (Amyts y Satse) consideran que es un proyecto abocado al fracaso y que existen otras maneras de hacer la Atención Primaria más eficiente sin cambiar el modelo, ¿qué propone UPyD?

En mi opinión hay dos claves. Primero, se ha perdido totalmente la confianza entre la Consejería de Sanidad y los profesionales que en teoría tendrían que llevar a cabo las medidas que desde la Consejería se están proponiendo. En el momento en que se ha perdido esta confianza, proponer este tipo de medidas estructurales, a largo plazo y que requieren un grado de cooperación muy fuerte es muy complicado. La situación por la política que ha llevado la Consejería se ha complicado mucho.

En segundo lugar, creemos que hay margen para mejorar la gestión dentro de lo público. La consejería confunde efectivamente la autonomía de gestión con la gestión externa. Ha dejado de lado la posibilidad de que desde lo público se mejore la gestión y quiere plantear la privatización.

La Consejería creará además grupos de trabajo multidisciplinares para mejorar la gestión de aquellos centros de Primaria que no se externalicen, ¿cómo valora esta iniciativa?

Parece un poco contradictorio. Tenemos que buscar medidas generalizables. A la hora de mejorar la eficiencia no parece que tenga sentido plantear algo solo para cuatro centros de salud o para 27 centros de salud, sino para el conjunto de la Atención Primaria. Hay que potenciar la Atención Primaria, dotarla de más recursos para que de alguna manera sean más resolutivos y esto acabe redundando en la eficiencia del sistema a largo plazo. Frente a esto la Consejería lo que hace es ‘ir parcheando’. Es un ‘mosaico’.

La intención inicial eran 27 ahora parece que van a ser cuatro, no sabemos qué cuatro son, ni qué participación de profesionales hay en ellos. La heterogeneidad no justificada en una organización genera ineficiencia. De alguna manera, plantear ‘islitas de gestión’ a largo plazo no parece que sea la medida más adecuada para reorientar el conjunto del sistema.

Enrique Normand responde a las preguntas de Cristina Mouriño, coordinadora de Comunidades Autónomas de Redacción Médica.

Con respecto a la externalización de los seis hospitales, cuyos pliegos saldrán en las próximas semanas, la oposición ha solicitado en varias ocasiones en la Asamblea regional los documentos técnicos que avalen que este modelo es menos costoso que la gestión pública, ¿se les han presentado?

No. Por desgracia no hemos tenido ninguna información. Yo personalmente en noviembre del año pasado pregunté al consejero en el Pleno por si tenía algún informe que avalase este ahorro. El consejero dijo que sí y todavía no nos ha dado el estudio. Creo que en realidad ese estudio no lo tienen.

La clave está en la facturación intercentros, es decir, el gasto que se imputa a estos hospitales por pacientes de su área atendidos en otros hospitales. Para poder realmente analizar el coste de cada uno de esos hospitales hay que tener datos sobre esta facturación. Les hemos pedido esta información y tampoco nos la han dado. Lo que desde UPyD sospechamos es que estos datos la Consejería no termina de tenerlos desglosados. Tener esta información es complejo ya que contabilizar cada paciente de un hospital que va a otro, saber que se ha hecho a ese paciente e imputarle un coste a eso requiere un montón de cálculos. Creemos que la Consejería no tiene esos cálculos.

La Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid ha presentado un informe jurídico que asegura que la externalización es incostitucional y el PSM se plantea recurrirlo al TC una vez se publiquen los pliegos, ¿se plantea UPyD alguna medida en este sentido?

Nosotros en su momento ya planteamos a la Comisión Nacional de la Competencia que hiciera un estudio sobre la competencia dentro del sector. Ahora mismo de los cinco hospitales dentro del Servicio Madrileño de Salud cuya gestión es cien por cien privada, cuatro son gestionados por la misma empresa, con lo cual, la competencia en el sector brilla por su ausencia. Les hemos solicitado que valorasen qué va a ocurrir cuando privaticen otros seis. La Comisión todavía no nos ha respondido qué va a hacer.

A parte de esto, hemos solicitado a la Defensora del Pueblo que valore la posibilidad de plantear un recurso de inconstitucionalidad frente a los dos artículos de la ley de acompañamiento del presupuesto de este año que plantean la privatización de los seis hospitales y los 27 centros de salud.

Asimismo, AFEM ha anunciado que convocará una nueva huelga cuando se publiquen los pliegos, ¿se sumará su grupo a estas movilizaciones?

Primero hay que conocer los pliegos. Probablemente y teniendo en cuenta que la Consejería tiende a hacer las cosas en puente o fin de semana, a lo mejor en estas fechas pueden acabar publicándose los pliegos. Desde luego nos oponemos a la privatización de los hospitales. Creemos que no es eficiente y tenemos dudas del ahorro a largo plazo.

Hay además una cuestión de fondo: no tiene sentido plantear un modelo de gestión para seis hospitales hace cuatro o cinco años, y transcurrido ese tiempo cuando esos hospitales ya están a pleno rendimiento volver a cambiar el modelo de gestión.

¿Cómo valora su grupo la posibilidad de introducir tres nuevos tramos en el copago farmacéutico para la horquilla de 18.000 a 100.000 euros?

Nosotros ya dijimos en su momento que una horquilla de 18 a 100.000 euros es una horquilla que no discrimina. Por otra parte cuando uno implanta un copago, si quiere ser más equitativo lo que tiene que hacer es que unos paguen más y otros menos respecto a la situación inicial. Hasta ahora todo el copago que ha implantado el gobierno ha llevado, por sistema, a que todo el mundo pagase más, los pensionistas un 10 por ciento más y los activos otro 10 por ciento más.

Todavía es pronto para posicionarse con respecto a estos tramos porque tampoco tenemos información de que tramos son, pero a priori, cualquier implantación del copago que aspire a ser más equitativa lo que debería hacer es que unos pasen a pagar menos y que aquellos con una capacidad de pago mayor pasen a pagar más.

Su grupo ha defendido en varias ocasiones la necesidad de recentralizar la sanidad y devolver estas competencias al Estado y desde el Ministerio abogan ahora por reorganizar los servicios y agruparlos para ser más eficaces, ¿qué le parece esta medida?

En realidad creo que son planos distintos. Que el ministerio recupere competencias es útil para que los ciudadanos tengan una administración más eficiente, es decir, que no ocurra, por ejemplo, lo que está sucediendo con el calendario vacunal. Están anunciando un calendario en teoría único pero no sé cuantas veces se ha anunciado esto y luego al final vemos que la realidad es que ese calendario acaba siendo no único. Entonces, el hecho de que el Ministerio recupere competencias en Sanidad es para hacer un sistema sanitario más gobernable y eso hace que sea también más equitativo para los ciudadanos.

Concentrar la complejidad que es de lo que se está hablando, a priori, está bien. En el fondo es lo mismo: dar a los ciudadanos un servicio mejor porque el paciente tiene que entender que el mejor hospital no es necesariamente el que está más cerca de su casa. Para determinadas enfermedades hay que concentrar la complejidad y la patología para que los equipos que están tratando a esos pacientes adquieran la experiencia y los recursos necesarios para atenderlos bien.

Acceda aquí a la entrevista completa