20 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Gómez: “No entiendo el rechazo a la facultad de Medicina”

Es partidaria de abrir los quirófanos por la tarde y debatir sobre el nuevo modelo de financiación sanitaria

Viernes, 16 de octubre de 2015, a las 12:13
Leire Sopuerta / Imagen: Joana Huertas. Madrid
En una entrevista a Redacción Médica, Patricia Gómez, consejera de Salud de Baleares, no comprende el rechazo a la nueva facultad de Medicina porque "supone una oportunidad única" para la comunidad. Entre sus principales objetivos están la solución a las demandas profesionales, la apertura de los quirófanos por la tarde y la eliminación del copago farmacéutico a los pensionistas.

¿Cómo valora sus primeros meses al frente de la consejería?

Patricia Gómez, consejera de Salud balear.

Han sido muy intensos. Cuando la presidenta, Francina Armengol, me llamó para ofrecerme el cargo de consejera tuve un momento de miedo, me pregunté si estaría a la altura y, la verdad, es que es una cuestión que se plantea continuamente porque es una gran responsabilidad.

Cada día pasan muchas cosas, de mayor y menor importancia, lo que lleva a tomar infinidad de decisiones. Para que éstas sean acertadas, lo importante es rodearse de un buen equipo, algo que he hecho.

¿Cómo ha vivido el salto de ejercer como profesional sanitario a liderar la sanidad de su comunidad?

La verdad es que sí ha sido un gran salto, pero, insisto, tengo un equipo magnífico. Cada director general ha asumido muy bien las competencias de su área.

Además, el hecho de ser enfermera me ha permitido tener muchas oportunidades de desarrollar actividad asistencial, docente, investigadora, además de trabajar en calidad, recursos humanos… Esto ha posibilitado que ya estuviese preparada para tomar continuamente decisiones. En este sentido he sido muy afortunada.

Mi experiencia gestora y asistencial, el conocer las necesidades reales de las personas, me ha permitido tocar la realidad con las manos y eso facilita ahora mi trabajo.

Son muchos los frentes que tiene abiertos. Uno de ellos, el que más repercusión ha tenido, es el pago de la carrera profesional. ¿Es imposible el pago? ¿qué solución ve?

Lo primero que quiero decir es que para nosotros la carrera profesional es una inversión, no un gasto. Permite a los profesionales implicarse en el sistema sanitario y desarrollar su propia experiencia profesional a través de la docencia y la investigación.

La verdad es que la carrera profesional nunca se ha cobrado en Baleares al cien por cien. Empezó pagándose un 75 por ciento, en 2010 se recortó un 5 por ciento y, después, se produjo un recorte muy importante en 2012, con el Real Decreto 16/2012, que espero se derogue pronto.

En mayo se devolvió un 25 por ciento. Por lo que, los que cobran ahora carrera profesional, reciben un 73 por ciento. Nuestra idea no es cancelar la carrera profesional, sino congelarla durante un tiempo, debido a que las dificultades económicas actuales aún son importantes y nos impiden disponer de ese dinero. Ha sido doloroso tomar la decisión, pero no hay presupuesto suficiente para asumir este coste.

Otra de las polémicas ha surgido por la creación de una facultad de Medicina. ¿Cómo defiende su decisión?

La consejera defiende la creación de una facultad de Medicina en Baleares.

No entiendo el revuelo surgido, no sé por qué no pueden abrirse nuevas facultades. Además, en este caso, no comprendo que se critique cuando lo que se ofrece es una mejora.

En España solo hay dos comunidades sin facultad de Medicina: La Rioja y Baleares. Y queremos que eso cambie en nuestro caso porque cualquier alumno que quiera estudiar esta carrera en Baleares se tiene que trasladar a la península y eso supone un coste muy elevado. La nueva facultad supone una oportunidad única.

El Hospital de Son Espases cuenta ya con unas instalaciones perfectamente equipadas, preparadas para asumir los seis cursos de Medicina. Solo necesitamos 300.000 euros para equipar los laboratorios, que seguramente podremos recuperar de fondos europeos, y otros tantos para profesorado. Es decir, son en torno a 600.000 en un gasto total previsto de 1.400 millones.

Además, diversos estudios señalan que por cada euro que se invierte en un estudiante de Medicina, el sistema sanitario recupera de 7 a 11 euros en resultados en salud. Por eso, hay que ver esta medida como una oportunidad única que se merece la población balear.

Todos estos elementos que han generado discrepancia han llevado a los sindicatos a hablar de amenaza de huelga. Imagino que eso supone una gran preocupación.

Sí, por eso queremos sentarnos a negociar con los sindicatos, recuperar los derechos perdidos e incluso lograr nuevos. Queremos que tengan más días para investigar, para formarse, que puedan hacer una oposición, porque tenemos un sistema de contratación horroroso. Un sistema que obliga a pasar por función pública, lo que provoca que las nuevas contrataciones se alarguen. La actual política de contratación es muy negativa, tanto para los gestores, como para los profesionales.

Gómez se muestra a favor de la colaboración público-privada. 

Los sindicatos están disgustados y dicen que si no pagamos la carrera profesional este año o el próximo, no se van a sentar a negociar. Es una pena porque queremos negociar, y que el conflicto dure lo menos posible.

¿Cómo va a mejorar las listas de espera en su comunidad?

Tenemos unas listas de espera muy preocupantes. Hay muchísimos pacientes, casi 54.000, pendientes de una consulta con el  especialista. Los datos son igual de negativos en lista de espera quirúrgica.

Se anuló el decreto de garantía de demora, que obligaba a cumplir los plazos de 180 días, y ahora tenemos unos 500 pacientes de más de 6 meses y 2.000 que están esperando más de un año. Lo que queremos es mejorar estas cifras.

El objetivo es garantizar a los ciudadanos el compromiso de que serán atendidos en el menor tiempo posible. Para ello necesitamos de dos a tres años para estabilizar esta situación.

Para lograrlo, queremos que los datos de listas de espera sean más transparentes y que los ciudadanos puedan saber en qué posición están. Siempre, eso sí, teniendo presente la complejidad de una lista de espera. Pero, al menos, sí es nuestro propósito que tengan una orientación del tiempo que van a tener que esperar.

De igual manera, nos parece imprescindible sacar el máximo partido a nuestros recursos. No podemos operar solo por la mañana. Hay que sacar el máximo rendimiento a los quirófanos y a nuestros profesionales. Es por eso que vamos a abrir los quirófanos por la tarde. A ello se añade que tenemos centros concertados a los que vamos a derivar pacientes.

Una vez que estas medidas estén en marcha, nos plantearemos la actividad extraordinaria para reducir la lista de espera. Para 2016 habrá un presupuesto destinado a reducir la lista de espera.

Desde la Consejería de Salud de Baleares se estudia la eliminación del copago farmacéutico a los pensionistas. 

Ha anunciado que convocará una oferta pública de empleo, ¿se sabe ya la fecha y el número de plazas?

Efectivamente, tenemos prevista una oferta pública de empleo, como ya hicimos en la legislatura 2007-2011. En este momento, la mitad de la plantilla es eventual o interina, por lo que llegan muchísimos currículum.

Todavía no sabemos el número de plazas que se convocarán. La idea es empezar por las categorías más amplias: Enfermería, auxiliares de Enfermería, médicos de Familia… Espero poder convocar alguna oferta pública de empleo el próximo año.

¿Está a favor de la colabora publico privada en sanidad?

Sí, por supuesto. Mi máximo respeto a la sanidad privada, con la que colaboramos habitualmente. Soy consejera de la sanidad pública y privada. Hay que respetar a las personas que optan por esta opción. Me gustaría que hubiese más colaboración y cooperación entre ambos sectores. Además, tenemos una capacidad resolutiva muy importante, hay que sacar el máximo provecho a los recursos públicos, pero cuando lleguemos al tope, recurriremos a la sanidad privada, con los que mantenemos acuerdos de colaboración.

Su partido ha presentado en el Parlamento una propuesta para derogar el copago farmacéutico a nivel nacional. ¿Qué medidas concretas prevén ejecutar en este sentido?

La consejera coincide con el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, en la necesidad de debatir sobre el nuevo modelo de financiación sanitaria.

Valoramos una aplicación similar a la que tiene Andalucía para bloquear el extra que tienen que pagar los pensionistas. Hay personas que han dejado de tomar la medicación por no poderla pagar. Cualquier sobre gasto para los pacientes, lo rechazamos, no estamos dispuestos a mantenerlo. Estudiamos la mejor vía, o bien derogar el decreto o establecer medidas que lo eviten.

Recientemente el presidente de Extremadura ha pedido que se abra un debate sobre el nuevo modelo de financiación autonómica. ¿Qué opina? 

La propuesta del doctor Fernández Vara me parece muy acertada. Considero que es la vía a seguir. Estamos en un momento en el que la sanidad tiene un déficit presupuestario que provoca situaciones que no nos gustan. Por eso queremos una financiación justa para hacer lo que realmente queremos. Para eso, lo primero es tener claro los ejes prioritarios y, en nuestro caso, son que la salud sea un eje trasversal en todas las políticas de gobierno, una inversión para todo el ejecutivo. Solo podemos conseguirlo con una financiación justa y hace tiempo que no la tenernos.