21 nov 2018 | Actualizado: 21:20
Martes, 05 de mayo de 2015, a las 15:44
Redacción. Málaga
El sindicato CCOO ha calculado que el Servicio Andaluz de Salud (SAS), dependiente de la Junta de Andalucía, se ha ahorrado en los dos últimos años y medio 40 millones de euros en los centros de salud de Málaga como consecuencia de la no sustitución de las ausencias de los profesionales.

Rafael González.

El estudio elaborado por el sindicato de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Málaga refleja que la política de personal del SAS, debido a los “recortes presupuestarios”, está “haciendo mella en los profesionales sanitarios y en la salud de la población”, según ha indicado el responsable de esta sección sindical, Rafael González.

En rueda de prensa, ha considerado que el “recorte” en alrededor de 40 millones de euros por no cubrir las sustituciones de los profesionales sanitarios en los centros de salud tiene, entre otras consecuencias, una repercusión directa en la asistencia a la población malagueña.

Al respecto ha asegurado que “se han suspendido programas de salud y actividades como embarazos, citologías, cirugía menor y niño sano”. También ha criticado que “los pacientes son atendidos en cada ocasión por profesionales distintos, la atención domiciliaria ha pasado de ser programada a ser únicamente urgente, y entre otros, hay un aumento en la demora para recibir las consultas”.

Respecto a los profesionales sanitarios, el responsable sindical ha explicado que “sufren a diario un aumento de las cargas de trabajo, atienden a pacientes de otras consultas, se les asignan varias tareas al mismo tiempo, las consultas no demorables y de urgencias están desbordadas, se citan a pacientes a la misma hora, etcétera”.

En su comparecencia han puesto como ejemplo el centro de salud de El Palo, con una plantilla de 58 profesionales que, por permisos retribuidos reconocidos legalmente, vacaciones y asuntos propios, han provocado 4.002 ausencias reglamentarias.

En total, se cifran en 4.379 las jornadas laborales que no se han cubierto en este centro de salud durante 2013 y 2014 por diversos motivos que van desde las bajas laborales por enfermedad o accidente, incapacidad laboral, “por contratos en precario o por compartir profesionales con otros centros de salud del Distrito Sanitario Málaga”. En el caso de El Palo, de todas las ausencias no se ha cubierto “ni una sola”, siendo el ahorro para el SAS superior a los 600.000 euros.