Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Neumomadrid apoya subir los impuestos del tabaco para reducir su consumo

Un aumento del diez por ciento en el precio disminuye el consumo hasta un cinco por ciento

Viernes, 30 de mayo de 2014, a las 17:43
Redacción. Madrid
Neumomadrid ha defendido que “aumentar los impuestos sobre el tabaco reducirá el consumo de aquellos que ya fuman y, lo que es más importante, evitará que muchos jóvenes se inicien en el consumo”. Así lo ha afirmado José Ignacio de Granda, coordinador del Grupo de Tabaquismo de Neumomadrid y neumólogo del Hospital Universitario 12 de Octubre, con motivo de la celebración este sábado del Día Mundial sin Tabaco.

Imagen de la mesa informativa instalada en el Hospital Universitario Fundación Alcorcón.


En este sentido, la sociedad científica ha instalado una mesa informativa en el Hospital Universitario Fundación Alcorcón, abierta al público, donde los especialistas de la sociedad científica detallan el efecto que tiene aumentar el gravamen del tabaco sobre la prevalencia del consumo, sobre todo en jóvenes; informan sobre los efectos del tabaquismo; entregan material explicativo; y realizan cooximetrías y espirometrías a todas las personas interesadas.

La epidemia mundial del tabaquismo mata cada año a casi seis millones de personas, de las cuales más de 600.000 son no fumadores que mueren por respirar humo ajeno. “Si no actuamos, la epidemia matará a más de ocho millones de personas al año de aquí al año 2030. Más del 80 por ciento de esas muertes evitables se producirán entre las poblaciones de los países de ingresos bajos y medios”, ha señalado De Granda. Así, el objetivo principal del Día Mundial Sin Tabaco 2014 es hacer un llamamiento a los gobiernos para que aumenten los impuestos sobre el tabaco hasta niveles que reduzcan su consumo.

Diversas investigaciones ponen de manifiesto que el aumento de los impuestos es eficaz para reducir el consumo de tabaco entre los grupos de menores ingresos e impedir que los jóvenes empiecen a fumar. “Un aumento del diez por ciento en el precio del tabaco, causado por una subida de los impuestos, disminuye el consumo un cuatro por ciento en los países con ingresos altos y hasta un cinco por ciento en los países con ingresos medios o bajos”, comenta el coordinador del Grupo de Tabaquismo de Neumomadrid.

Asimismo, se considera que el incremento de los impuestos especiales sobre el tabaco es la medida de control del tabaquismo más eficaz en función del precio. En el Informe sobre la salud en el mundo 2010, elaborado por la OMS, se indica que un aumento del 50 por ciento en los impuestos al consumo del tabaco generaría algo más de 1.400 millones de dólares de fondos adicionales en 22 países de ingresos bajos. Si dichos fondos se destinasen a la salud, el gasto sanitario estatal de esos países podría aumentar hasta en un 50 por ciento.