Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 11:50

Nace una fundación para avalar la eficiencia de las vacunas

Engloba al Observatorio para el Estudio de las Vacunas, que presenta hoy nuevos datos

Martes, 26 de abril de 2011, a las 23:08
Leire Sopuerta Biota. Madrid
El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la orden por la que se inscribe en el registro de fundaciones la Fundación para el Estudio de las Vacunas, que preside Juan José Picazo de la Garza, jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, y que tiene como objetivo recabar “todos los datos sobre las vacunas, así como su eficacia, eficiencia, seguridad y también sus efectos”.

Juan José Picazo de la Garza.

En declaraciones a Redacción Médica, Picazo ha señalado que la fundación persigue extender el conocimiento sobre las vacunas a los profesionales sanitarios y la sociedad general porque “a pesar de que está demostrada su eficacia, es necesario extraer la esencia y saber qué hay de verdad y qué de mito en aquello que se dice”.

La Fundación para el Estudio de las Vacunas trabaja en un documento “vivo, porque se actualiza constantemente” porque “es necesario que todo esté muy bien documentado”. Picazo, que reconoce que la problemática en torno a las vacunas es “constante”, ha afirmado que prevalece la eficacia y la eficiencia sobre los problemas que estas causan. Y ha declarado que “no puede existir un mundo sin vacunas”.

El vicepresidente y el secretario de esta fundación son Luis Salleras Sanmarti y Francisco Javier Bosch. Aunque la fundación se crea ahora de manera oficial, profesionales del mundo del ámbito de la universidad, la investigación, la administración y la pediatría llevan dos años trabajando en este proyecto, aunque de manera más informal. Fueron ellos los que crearon el Observatorio para el Estudio de las Vacunas, que se integra dentro de la Fundación. De hecho, mañana se celebra un acto en la Real Academia Nacional de Medicina para presentar datos del Observatorio.

Tal como figura en el BOE, los fines de la misma son el estudio, investigación y desarrollo de toda clase de vacunas para la prevención y erradicación de enfermedades; el asesoramiento para la implantación en el sistema público de salud de vacunas; la evaluación de la eficacia, eficiencia y seguridad de las vacunas; la transmisión de la información pertinente a los sanitarios y a la población general para un mejor aprovechamiento de estos recursos; y el apoyo a otros grupos que pretenden la información fiable en esta área.