Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Martes, 06 de octubre de 2015, a las 16:17
Redacción. Santiago de Compostela
El presidente de la Comisión de Ética y Deontología del Colegio de Médicos de A Coruña, Fernando Márquez, ha manifestado este martes que ve “acertada” la decisión del equipo médico del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) de retirar la alimentación artificial a Andrea, la menor de 12 años que padece una enfermedad neurodegenerativa irreversible, al tiempo que ha reivindicado una “vía de arbitraje profesional vinculante” para casos similares.

“Tenemos una normativa más que suficiente”, ha sostenido preguntado por la ley gallega, pero ha puntualizado que sería necesaria una “vía de arbitraje profesional vinculante” en el ámbito sanitario para abordar estos casos de muerte digna. Por ello, ha subrayado que “hay que crearla” y ha defendido que los colegios médicos “están en condiciones de hacerlo”. “Merece la pena hacerlo”, ha abundado en relación a la puesta en marcha de una vía de arbitraje profesional vinculante, que contase con un “equipo interprofesional” integrado por médicos y profesionales del ámbito jurídico.

No obstante, ha reconocido que “hubiera sido deseable que llegara antes” este acuerdo del equipo médico con los padres de la niña, después de los progenitores reclamasen una muerte digna para su hija de doce años. “Es una gran noticia para la pequeña”, ha abundado.

Al respecto del caso de esta familia de Noia (A Coruña) tras el “cambio de criterio” del equipo médico del Complexo Hospitalario de Santiago (CHUS) por el “empeoramiento” de la niña, el doctor Márquez ha manifestado que “abre una vía de reflexión y toma de decisiones”.