15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

La Comunidad ordena el cierre cautelar del psiquiátrico Sanatorio Esquerdo

En el centro permanecen ingresados 85 enfermos con cuyos familiares ha contactado la Consejería

Jueves, 23 de julio de 2015, a las 20:56
Redacción. Madrid
La Comunidad de Madrid ha suspendido de forma cautelar la actividad del Sanatorio Esquerdo, un hospital psiquiátrico privado situado en la Avenida de los Poblados, tras detectar “irregularidades que comprometen la seguridad de los pacientes”.

Según ha explicado el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, en los pasillos de la Asamblea de Madrid, la Comunidad ha suspendido cautelarmente la actividad del Sanitario Esquerdo y ha incoado expediente sancionador porque en una inspección  ha detectado “múltiples irregularidades y deficiencias”, entre las que destaca la inexistencia de un plan de incendios y la ausencia de personal sanitario adecuado. En concreto, se trata de 14 irregularidades.

En el centro están ingresadas 85 personas, cuyos familiares están siendo contactados por la Consejería de Sanidad para que conozcan la situación en la que se encontraban las instalaciones.

La decisión ha sido tomada esta mañana tras una inspección de los técnicos de la Dirección General de Inspección y Ordenación Sanitaria y supondrá que los propietarios de este centro tienen 15 días para reubicar a los pacientes. Pasado este plazo será clausurado cautelarmente.

“Desde 2009 se han abierto expedientes, se han pedido soluciones, no las han dado y ahora, como consecuencia de una nueva inspección, se ha visto que no se están arreglando, que hay muchísimas medidas de inseguridad de los pacientes y que las ratios de los profesionales no son  las adecuadas”, ha relatado el consejero, que ha destacado que “si no se cumplen, el centro será “cautelarmente cerrado y la Comunidad se hará cargo de esos 85 pacientes trasladándolos a otros sitios”.

Reclamación a principios de año

La Consejería de Sanidad recibió a principios de 2015 la reclamación de un familiar por mala praxis de un profesional, lo que dio lugar a una inspección que constató irregularidades. Se realizó un requerimiento en marzo de este año para que se subsanaran las deficiencias detectadas.

Este jueves se ha producido una nueva visita por parte de la inspección y se ha constatado que sólo se han subsanado problemas menores y no los que afectan a la seguridad de los pacientes, lo que ha motivado la suspensión cautelar de la actividad del centro y la incoación de un expediente sancionador.

Sánchez Martos ha afirmado que él lleva poco tiempo en el cargo, pero no recuerda que se hayan tomado “medidas como ésta”. “Pero no nos tiene que temblar el pulso en una consejería que busca sanidad para todos, de calidad, excelencia y sobre todo, esa transparencia que nos ha dicho nuestra presienta y es lo que voy a defender siempre”, ha zanjado.