Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Lázaro: “Este ha sido un MIR de enfoque social”

La humanización de la sanidad está presente entre los valores evaluados durante la prueba de acceso al MIR

Lunes, 08 de febrero de 2016, a las 09:05
José A. Puglisi. Madrid
El MIR abre sus puertas a la humanización de la sanidad. En medio de los cambios elaborados por el Ministerio de Sanidad en la prueba de acceso a la residencia, ha destacado la evaluación de las competencias más sociales del futuro especialista médico. Así, al menos, lo ha sentido Enrique Lázaro, expresidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), quien ha puesto en valor que, por primera vez en una convocatoria MIR, existan preguntas para conocer aspectos más precisos sobre cómo tratar al paciente o, incluso, qué relación deben mantener en las redes sociales.

Enrique Lázaro, expresidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM).

“La evaluación MIR ha tenido un importante componente social, con gran número de preguntas en las que se evaluaban aspectos como la Medicina Preventiva, las vacunas y el manejo del paciente. El cambio ha tomado a la mayoría de los aspirantes por sorpresa, pero es una gran oportunidad para aproximarse a los aspectos que, actualmente, están sobre la mesa del ámbito sanitario”, explica con seguridad Lázaro. No obstante, también reconoce que le han impresionado otros aspectos propios de la organización de la prueba, como el uso de las imágenes.

El antiguo CEEM recuerda que “usualmente, las pruebas MIR tenían entre 15 y 17 imágenes con dos preguntas relacionadas, para un total de entre 30 y 32 preguntas vinculadas. Sin embargo, en la última convocatoria se ha apostado por colocar 30 imágenes con una pregunta por cada una”. Si bien el cambio ha desconcertado a muchos titulados y a las academias, Lázaro admite que la medida ha venida acompañada de una sustancial mejora de la calidad de las imágenes, por lo que Sanidad ha logrado su cometido de escuchar y resolver las críticas que, solo un año atrás, habían invadido las redes sociales.

En cuanto a la dificultad de la evaluación, el expresidente ha visto beneficioso la reducción de los casos de estadística, pero admite que se ha pasado de un tipo de evaluación más teórico a otro de un carácter más analítico, donde se ha requerido de un esfuerzo y juicio clínico para resolver aquellas dudas que planteaban los encabezados. “A diferencia de anteriores convocatorias, las preguntas eran difíciles para llegar a un diagnóstico o tratamiento específico, obligando a hacer una valoración en profundidad”, precisa.

En general, Lázaro ha valorado positivamente los cambios implementados en la prueba MIR. En especial, la eliminación de un distractor, viendo que, en efecto, genera un ahorro de tiempo que es beneficioso para el aspirante a la tan anhelada plaza MIR.

ENLACE RELACIONADO:

El MIR aumenta su dificultad en un examen marcado por 30 imágenes (06/02/16)

Sanidad mejorará las imágenes de la prueba MIR (04/02/16)