Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 10:20

Los sindicatos médicos de Atención Primaria piden la dimisión de los directivos de este área

Creen que están aceptando un presupuesto que lejos de primar la AP la llevan a una situación límite

Miércoles, 19 de diciembre de 2012, a las 21:56

Redacción. Zaragoza
Los sindicatos médicos de Atención Primaria, CESM y Fasamet, han solicitado al conjunto de los equipos directivos de Atención Primaria del Departamento de Sanidad y de los sectores sanitarios la dimisión de sus cargos por el "ataque" dirigido a los equipos de Atención Primaria y "por no defender a la Atención Primaria como verdadero eje de la asistencia sanitaria a la población".

Lorenzo Arracó, secretario general de CESM.

Asimismo, mediante un comunicado, han mostrado su "absoluto rechazo" al documento de aplicación del nuevo modelo de jornada, una vez analizados los acuerdos aprobados en la última Mesa Sectorial de Sanidad del pasado día 11, y, en concreto, la aplicación de la jornada laboral de 37 horas y media a la semana.

A su entender, "contraviene" el decreto que regula el funcionamiento de los equipos de Atención Primaria y modifica "sustancialmente" aspectos asistenciales que se refieren a la Atención Continuada. Según han apuntado, "se producirá un vacío asistencial en la urgencia en el centro de salud, con deterioro de la actual cobertura asistencial urgente".

Los sindicatos han estimado que el cierre de los equipos de Atención Primaria urbanos los sábados a las 15.00 horas, en toda la ciudad de Zaragoza, "provocará una sobrecarga" de los Servicios de Urgencia Hospitalarios y del 061. Para estas organizaciones, "es absolutamente necesario que se mantengan abiertos determinados puntos de Atención Continuada y que en alguno de ellos se preste asistencia sanitaria durante las 24 horas del día".

Asimismo, han lamentado que si bien "desde nuestra organización hemos planteado, dentro del actual contexto económico, fórmulas alternativas sin menoscabo de la atención sanitaria, no hemos recibido ninguna respuesta".

Los sindicatos médicos de Primaria han estimado que los equipos directivos "están aceptando un presupuesto que lejos de primar la Atención Primaria la están llevando a una situación límite". Además, añaden que "no han sabido motivar a los profesionales en este contexto de crisis para mantenerlos en unos mínimos de estímulo que les anime a colaborar con el Salud".