Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Fin a la batalla judicial contra el pacto entre Gobierno y farmacéuticos

Una vez desestimada, esta demanda no seguirá los pasos de la interpuesta por los sindicatos ante el Supremo a cuento del pacto de Sanidad con médicos y enfermeros

Viernes, 18 de marzo de 2016, a las 17:02
Eduardo Ortega / Cristina Alcalá. Madrid
El recurso interpuesto por los sindicatos contra el pacto entre el Ministerio de Sanidad y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof) se estancado. A diferencia del acuerdo alcanzado con el Foro de la Profesión Médica y Enfermera (que también fue recurrido por CSI-F, CCOO y UGT, primero ante la Audiencia Nacional y después al Tribunal Supremo), los demandantes han desistido continuar su batalla judicial en este último tribunal, tal y como han asegurado a Redacción Médica, aunque sin entrar en el fondo de las razones.

Alfonso Alonso, ministro de Sanidad en funciones, y Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Farmacéuticos.

La demanda contra los farmacéuticos y Sanidad no ha pasado de la Audiencia Nacional, tras el ‘no’ de la Sala de lo Contencioso-Administrativo el pasado mes de diciembre. En este caso, el argumento del tribunal fue que el ente colegial es “una corporación de derecho público, que tiene entre sus fines la representación institucional, la ordenación y defensa de la profesión farmacéutica, así como la protección de los intereses de los consumidores y usuarios en este ámbito, la promoción de la constante mejor de los niveles científico, cultural, económico y social de los farmacéuticos colegiados y la colaboración con los poderes públicos en la promoción del derecho a la salud de los ciudadanos”.

Y además, añade que “es, por tanto, un sujeto a tener en cuenta en la concertación de políticas públicas que el Ministerio de Sanidad tiene encomendadas, sin que ello signifique que con él haya de entenderse la negociación colectiva a la que forzosamente ha de entablarse para regular las materias que a ella se someten”.

Por otro lado, y respecto a su “contenido material”, “su lectura revela que no se contienen en él más que declaraciones de intenciones, fijación de objetivos de estudio y análisis de cuestiones que inciden en la política farmacéutica y la previsión de futuros encuentros para la evaluación de los indicados estudios y análisis para tratar de mejorar aquella a fin de garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud. Pero en absoluto se establecen obligaciones a cargo de ninguno de los interlocutores, ni se fijan condiciones de trabajo, tales como las relativas al salario, promoción profesional, formación continua, etc.”.

Por tanto, concreta la sentencia, “no existe en el Acuerdo Marco impugnado la concreción de obligaciones a cargo del Ministerio de Sanidad relativas a materias que hayan de ser objeto de negociación colectiva, ni se establece un marco de negociación de las tales materias al margen de las organizaciones sindicales”.

Ultimo revés de la Justicia a los sindicatos

El Supremo ha sido el último tribunal en no dar la razón a CSI-F, CCOO y UGT en materia de sanidad. En concreto, la Justicia ha desestimado esta misma semana la demanda que interpusieron contra Sanidad y el pacto que este departamento tiene con los médicos y los enfermeros, al considerar que este recurso no aportaba nada nuevo respecto al anterior interpuesto en la Audiencia Nacional.

El recurso era contra la sentencia del 26 de noviembre de 2014, en la que ya se reconocía la legalidad de los citados acuerdos, añadiendo además que este nuevo camino judicial no combatía los argumentos de la sentencia sino que venía a reiterar lo ya dicho en la demanda anterior. En su dictamen, el  Supremo avala la legitimidad del Foro de la Profesión Enfermera y Médica como órgano interlocutor con la Administración.

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda a la sentencia de la Audiencia Nacional

El Supremo legitima a la Mesa de la Profesión Enfermera como órgano de representación (16/03/16)