15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

Un 39 por ciento de los polimedicados extremeños no cumple bien su tratamiento

El riesgo de aparición aumenta a medida que se incrementa el número de medicinas prescritas

Lunes, 05 de noviembre de 2012, a las 22:16

Redacción. Mérida
Los pacientes incluidos en el Programa de Apoyo al Paciente Polimedicado sufren una media de 1,72 Problemas Relacionados con los Medicamentos (PRM), situaciones que causan o pueden causar la aparición de un resultado negativo asociado a la medicación, según un estudio publicado en el último número del Boletín de Apoyo al Paciente Polimedicado.

Carlos Barragán, coordinador del Programa de Apoyo al Paciente Polimedicado en Extremadura.

Estos datos, extrapolados a los casi 89.000 pacientes polimedicados de Extremadura, supondrían más de 153.000 PRM potenciales detectados, que permitirían evitar en ocasiones visitas a consultas, urgencias, hospitalizaciones o incluso situaciones más graves.

Hay estudios especializados que señalan que uno de cada cuatro ingresos hospitalarios en ancianos se debe a un problema de falta de incumplimiento del tratamiento prescrito. Según el coordinador del Programa de Apoyo al Paciente Polimedicado (PAPP) en Extremadura, Carlos Barragán, un 39 por ciento de los usuarios incluidos en el programa no cumple bien su tratamiento, y el porcentaje puede elevarse hasta el 50 por ciento de forma general en la población anciana polimedicada.

Además, según los mismos estudios el riesgo de aparición de Problemas Relacionados con los Medicamentos aumenta a medida que se incrementa el número de medicinas prescritas, y lo hace de manera exponencial cuando se toman más de cinco productos distintos.

Este programa se puso en marcha en octubre del 2010 con el objetivo de ayudar a cumplir adecuadamente el tratamiento prescrito a todas las personas que no pueden hacerlo, especialmente aquellas con problemas cognitivos, sensoriales o de manipulación, y al mismo tiempo supervisar la idoneidad del tratamiento para las características específicas del paciente.

Se trata de una actuación interdisciplinar en la que participan profesionales de Atención Primaria, junto a otros ajenos a la sanidad pública que forman parte de los servicios sociales de base, voluntariado de ayuda a domicilio y oficinas de farmacia voluntarias.

El procedimiento previsto en el programa se pone en marcha, a iniciativa del propio paciente o de los profesionales sanitarios de su centro de salud, con la realización de una entrevista personal para valorar la adherencia al, y en caso de que no lo cumpla con regularidad y tenga problemas cognitivos o sensoriales que le impidan hacerlo, se le proporciona un pastillero que debe ser utilizado con la ayuda de otra persona que se responsabilice de ello. Posteriormente, los profesionales sanitarios valoran la idoneidad del tratamiento que sigue el paciente, y en caso necesario lo modifican para ajustarlo a sus necesidades reales.