mié 10 septiembre 2014. 14.19H
Eduardo Ortega Socorro. Madrid
El pasado agosto, el Ministerio de Sanidad dio vía libre al uso financiado de Bexsero, la vacuna para la meningitis B de Novartis. Sin embargo, solo lo permite bajo condiciones muy restrictivas: en hospital y solo en grupos de riesgo o en caso de un brote.

Mercedes Echauri, directora de Vacunas de Novartis en España; Teresa Hernández-Sampelayo, miembro del Comité Asesor de Vacunas (CAV) de la Asociación Española de Pediatría; Federico Martinón, pediatra del Complejo Hospitalario de Santiago y Jorge Megías, presidente de la Fundación Irene Megías contra la Meningitis.

Los pediatras se rebelan contra estas condiciones de empleo.  Teresa Hernández-Sampelayo, miembro del Comité Asesor de Vacunas (CAV) de la Asociación Española de Pediatría, reclama que “debería estar en los calendarios vacunales de todas las comunidades autónomas. Es la única manera de abordar la enfermedad”.

Por ello, reclama que se revise la decisión de la Administración. “El beneficio de esta vacuna solo llegará por su uso general”, que es el permite el conocido como efecto ‘rebaño’, para una profilaxis completa de la población.

Parecida postura comparte Federico Martinón, pediatra del Complejo Hospitalario de Santiago y uno de los investigadores que ha participado en el desarrollo de la vacuna. “Hablamos de una enfermedad con una mortalidad inaceptablemente alta y con graves consecuencias en caso de sobrevivir el paciente, pudiendo sufrir  amputaciones de miembros o sensoriales. La única manera de manejarla es la prevención a través de la vacuna”, que en ensayos clínicos ha demostrado una protección del cien por cien ante la enfermedad.

Además, ambos pediatras no encuentran explicación para que la vacuna no se pueda dispensar en farmacias. Martinón advierte de que “no hay razones concretas para que el producto se haya circunscrito al uso hospitalario”, algo que no se ha hecho en otros países del entorno español, que incluso han llegado a financiar la vacuna para el uso general en niños  (como en el Reino Unido).

Mientras, Hernández-Sampelayo sospecha que puede ser porque “no haya suficientes datos de efectividad en población, pero es algo que solo se puede saber cuando se utilice”, y exige que se permita su dispensación en farmacias, tal y como ha dictado la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) en su ficha técnica. Niega cualquier paralelismo con lo sucedido con la vacuna de la varicela durante los últimos meses. Sin embargo, teme: “no quiero pensar que la política futura en vacunas vaya a ser similar” a estos dos casos.

La peor situación

Mercedes Echauri, directora de Novartis Vaccines en España, informa de que el precio de Bexsero es de unos 74 euros PVL por dosis, pero indica que si pasara al calendario vacunal de las comunidades autónomas este coste cambiaría.
Sin embargo, considera que “el escenario actual es el peor posible”, dado que el producto ni siquiera es dispensable en boticas.

Martinón opina que si el problema para que Bexsero se incluya en el calendario es una cuestión financiera, la evaluación económica productos como las vacunas debe evolucionar a tener en cuenta los costes no tangibles de las enfermedades contra las que protegen.

ENLACES RELACIONADOS

Sanidad asegura que seguirá evaluando la vacuna de la meningitis B para decidir su indicación

Preventivistas y pediatras reclaman que Bexsero, de Novartis, se dispense en farmacias (18/02/2014)

La vacuna de la meningitis B, ya en Alemania y Reino Unido (05/12/2013)