Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:15

Los nuevos desafíos de la enfermedad mental, a debate en Vitoria

Se habló sobre nuevos fármacos y sobre su prevalencia creciente

Viernes, 04 de marzo de 2011, a las 13:46

Redacción. Álava
Más de 400 profesionales del campo de la psiquiatría se han reunido estos días en Vitoria en el XIX Curso de Actualización Psiquiatría, una reunión en la que han abordado los últimos avances en la especialidad referidos a los adelantos en patologías de alta prevalencia como la esquizofrenia y la depresión; la figura del psiquiatra consultor; la atención psiquiátrica al inmigrante, el banco de cerebros o la delgada línea jurídica que define las implicaciones legales de la actuación psiquiátrica.

Iñaki Markez, presidente de la Asociación Vasca de Salud Mental.

Entre las cifras manejadas en la reunión, nos quedan algunas tan impactantes como que los trastornos mentales se han convertido ya en la primera causa de discapacidad ene l mundo, hasta el punto de que se calcula que , solo en nuestro país, cinco millones de personas sufrirán patologías como la depresión o la esquizofrenia a lo largo de su vida.

La necesidad de dedicar más recursos a la investigación de este tipo de enfermedades, fue otro de los temas que centraron las intervenciones, como la del director Científico del CIBER de Salud Mental, Celso Arango, que, de acuerdo con los datos del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) afirmó durante su participación en el congreso que “la financiación pública en psiquiatría y enfermedades mentales sigue siendo más baja que la dedicada a otras especialidades biomédicas, a pesar de que la prevalencia y discapacidad que generan estas patologías es mayor que la de enfermedades cardiovasculares u oncológicas”.

Pero sin duda, dos de los temas que suscitaron un mayor interés los expertos se trataron durante la jornada de clausura de la reunión el pasado viernes, cuando los expertos hablaron de los problemas de estrés y adaptación de la población inmigrante, así como de las cifras que establecen que casi el 40 por ciento de los esquizofrénicos presenta problemas de abuso del alcohol.

Así, Ainara Arnoso, doctora en Psicología Social y profesora en la UPV/EHU, ha asegurado que existen factores de riesgo que afectan al bienestar mental de la vida del inmigrante cuando llega a su nuevo país.

“La sensación de pérdida y dolor y de culpabilidad y vergüenza, un estado de inconsciencia con respecto a la decisión tomada, una sensación de añoro, la ausencia de la familia o de la expectativas de formarla; los conflictos conyugales o con los hijos, el estrés derivado de llegar a otra cultura, la pérdida de redes sociales, la marginalidad y los cuadros de intolerancia derivados de la mismas, el desempleo y un menor estatus laboral, la pobreza o el hecho de que se trate de una emigración forzada son situaciones de riesgo para la salud mental del inmigrante”, ha señalado.

Esto ha llevado a los presentes a plantearse si es necesario tratar la psicopatología de la inmigración, algo que para Iñaki Markez, presidente de la Asociación Vasca de Salud Mental, debe estudiarse con cuidado porque “inmigrar es un elemento estresante pero no es una enfermedad”, ha dicho, y ha recordado que “hay estereotipos que presentan a los inmigrantes como usuarios crónicos. Sin embargo, diversos estudios invalidan tal consideración”.

Esquizofrenia y nuevos fármacos

Las nuevas posibilidades terapéuticas de los tratamientos contra la esquizofrenia , han sido otro de los aspectos abordaos en el congreso por parte del experto Pedro Sánchez que ha señalado que “durante parte de la década de los 90 y la primera década del siglo XXI asistimos a la aparición de una nueva generación de fármacos antipsicóticos, así como a intervenciones psicosociales y rehabilitadoras con eficacia demostrada que mejoran notablemente el tratamiento y el pronóstico de la esquizofrenia”.

Sin embargo, ello no puede llevarnos a relajarnos, ha dicho el especialista que ha recordado que “al mismo tiempo, generaron una serie de expectativas muy ambiciosas tanto en médicos como en usuarios que nunca se habían esperado y no han sido del todo resueltas”.

La esquizofrenia tiene una prevalencia de entre el 0'3% y el 3'7% dependiendo de la zona del mundo donde estemos y se ha observado un componente hereditario en ella , de tal forma que si uno de los padres padece esquizofrenia el hijo tiene un 12% de posibilidades de desarrollar dicho trastorno y si ambos son esquizofrénicos el niño tiene un 39% de probabilidades.
Un niño con padres sanos tiene un 1% de posibilidades de padecer este trastorno, mientras que un niño con un hermano con este desorden tiene un 8% de probabilidades. Por tanto las causas de la esquizofrenia son tanto bioquímicas como ambientales.