Las hormonas femeninas se asocian a la manifestación de la enfermedad



09 feb 2016. 14.13H
SE LEE EN 3 minutos
Redacción. Madrid
Los neumólogos han advertido de la importancia de un tratamiento específico para el asma exacerbado durante el ciclo premenstrual, ya que, en ocasiones, requiere ingreso de la paciente e incluso compromete su vida, según se deduce de las reflexiones previas dadas a conocer antes de  la XX Reunión de Invierno Conjunta de las Áreas de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), que tendrá lugar los próximos días 12 y 13 de febrero en Alcalá de Henares.

Antonio Pereira Vega.

La influencia del ciclo menstrual en el asma de la mujer se manifiesta en el empeoramiento cíclico de sus síntomas en un periodo concreto, y el más frecuente y de mayor significación clínica se define como asma premenstrual.

Se trata de un fenotipo especial del asma en la mujer fértil en la que persisten muchos interrogantes respecto a su definición, manifestaciones clínicas, nivel de gravedad, etiopatogenia y tratamiento.

“Por el momento se puede afirmar que la influencia es bidireccional, es decir, tanto puede influir el asma en las características del ciclo menstrual de las mujeres asmáticas como el propio ciclo menstrual en las características del asma que padece la mujer”, ha explicado Antonio Pereira Vega, neumólogo y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

“Cuando se han comparado las mujeres sanas con las mujeres asmáticas, estas últimas presentan mayores alteraciones de las hormonas femeninas y este hecho tiene repercusión en alteraciones del ciclo menstrual”, ha asegurado Pereira.

De leve aumento del medicamento a la atención urgente

Pero “si no se conoce la etiopatogenia difícilmente podremos tener un tratamiento específico para esta entidad. El asma premenstrual normalmente se manifiesta como un empeoramiento leve de los síntomas asmáticos en el periodo premenstrual. En estos casos, un incremento de la medicación habitual es suficiente para controlar los síntomas”, ha señalado Pereira.

A lo cual ha añadido que, “sin embargo, en otras ocasiones, las pacientes experimentan crisis severas que conllevan visitas a urgencias frecuentes, ingresos hospitalarios o incluso crisis de asma de riesgo vital. Estas mujeres son las que se podrían beneficiar claramente de un tratamiento específico para el asma premenstrual”.

La evidente relación del ciclo menstrual y el empeoramiento de los síntomas propios del asma es la base para avanzar en las líneas de investigación futura. Se necesitan futuros estudios multidisciplinares, con ginecólogos, endocrinos y neumólogos, que permitan establecer criterios específicos en su definición y una clara comparación entre mujeres asmáticas con y sin asma premenstrual. “Nuestro grupo de investigación está realizando estudios experimentales con fitoestrógenos como suplemento dietético en estas pacientes”, ha explicado Pereira.

“Los fitoestrógenos son estrógenos naturales, con escasos efectos secundarios, que pueden modificar los niveles de los estrógenos y a la vez mejorar los efectos del síndrome premenstrual y de los síntomas asmáticos. El avance en el conocimiento del asma premenstrual permitirá definir las causas y adecuar los tratamientos para mejorar la calidad de vida de nuestras pacientes”, ha concluido.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.