Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 12:05

Los médicos menos experimentados gastan más recursos

Aquellos profesionales con menos de una década de experiencia practicaban una medicina un 13,2 por ciento más cara que los facultativos con 40 o más años de servicio

Lunes, 05 de noviembre de 2012, a las 19:15

Redacción. Madrid
Los médicos con menos experiencia gastan mucho más dinero a la hora de tratar a los pacientes que los médicos con más práctica profesional a sus espaldas, según los hallazgos de un estudio de RAND Corporation, una organización de investigación sin ánimo de lucro, publicado en la edición de noviembre de la revista 'Health Affairs'.

Ateev Mehrotra, autor principal del estudio.

"Estos hallazgos son provocadores, pero merecen un examen más detenido y necesitan ser confirmados por estudios adicionales", dijo el autor principal, Ateev Mehrotra, profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos). "Los resultados no pueden considerarse definitivos, pero ponen de relieve la necesidad de comprender mejor los patrones de la práctica médica y qué influye en este comportamiento", añadió.

Para identificar qué tipos de médicos pueden ser más costosos que otros, los investigadores utilizaron la demanda de atención sanitaria de 1 millón de residentes de Massachusetts entre 2004 y 2005 por la que se elaboró el costo de más de 12.000 médicos de ese estado. No se encontró asociación entre los costos y otras características como haber tenido una demanda por negligencia u otra acción disciplinaria.

Los médicos que tenían menos de diez años de experiencia practicaban una medicina un 13,2 por ciento más cara que los médicos con 40 o más años de experiencia. Los profesionales de 10 a 19 años de carrera tenían unos costos un 10 por ciento más altos; los que estaban entre los 20 y 29 años de experiencia provocaron un incremento de un 6,5 por ciento en el costo y los que tenían entre 30 y 39 años de experiencia llevaron a un coste de más del 2,5 por ciento.

Los médicos recién formados pueden estar más familiarizados y ser más propensos a utilizar modalidades de tratamiento nuevas y más costosas que los médicos mayores, señalan los investigadores, que aluden también a una atención médica más agresiva ante la incertidumbre de los facultativos más jóvenes y que éstos pueden atraer a los pacientes con problemas más difíciles de tratar.