Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:00

Los médicos defienden la profilaxis para tratar la hemofilia

El tratamiento preventivo reduce las secuelas de enfermedades crónicas, mejora la calidad de vida del afectado y disminuye los costes socioeconómicos a corto y medio plazo

Martes, 10 de julio de 2012, a las 20:07

Eva Fariña. París
Unos 4.000 profesionales sanitarios participan en la edición número 50 del Congreso de la Federación Mundial de Hemofilia, que se está celebrando en Paris del 8 al 12 de julio, con el objetivo de conocer las novedades en la investigación y el tratamiento de la hemofilia y otros trastornos de la coagulación. Los médicos han incidido en la necesidad de fomentar la profilaxis en el abordaje de la hemofilia, tanto por los beneficios que supone para la salud del paciente, como por los resultados económicos. En opinión de Jan Blatný, del Servicio de Hematología Pediátrica del Hospital Infantil Brno de Chequia, el tratamiento preventivo reduce las secuelas de enfermedades crónicas, mejora la calidad de vida del afectado y disminuye los costes sociales a corto y medio plazo. Este especialista ha participado en el encuentro ‘Avances en hemofilia: opciones terapéuticas del paciente y acceso al tratamiento’, organizado por Baxter con motivo del congreso.

Jan Blatný (izq.), del Servicio de Hematología Pediátrica
del Hospital Infantil Brno de Chequia; Daniel Andrei, presidente
de la Federación Rumana de Hemofilia, y Armin Reininger, director médico de la División de Hemofilia de Baxter.

También ha intervenido Daniel Andrei, presidente de la Federación Rumana de Hemofilia, quien ha lamentado las diferentes condiciones con las que se encuentran los pacientes en función del país en el que viven. En Rumanía, por ejemplo, hay graves problemas de diagnóstico y de tratamiento. La medicación solo se recibe a demanda, cuando resulta inevitable, en lugar de hacer tratamiento profiláctico como recomiendan los especialistas. En consecuencia, la mortalidad es muy superior a la que registran otros países de la Unión Europea, y más de un 70 por ciento de los jóvenes rumanos afectados sufre problemas locomotores, según datos de Daniel Andrei. “Un tratamiento óptimo supone para los pacientes con hemofilia llevar una vida perfectamente normal, mientras que muchos jóvenes que no son tratados de forma adecuada morirán antes de llegar a adultos”, ha añadido.

Finalmente, Armin Reininger, director médico de la División de Hemofilia de Baxter, ha analizado la evolución de la compañía en este ámbito desde 1952, año en el que compra una empresa que comercializa plasma humano con fines terapéuticos, hasta la actualidad, con el desarrollo de nuevas tecnologías para solventar los problemas de los afectados.

El 50 Congreso de la Federación Mundial de Hemofilia se celebra en Paris del 8 al 12 de julio.