Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Los internistas se dan de margen 2013 para seguir en Facme

Pilar Román explica que la decisión de permanecer en la federación se tomará de forma “tranquila y sosegada” durante este año

Domingo, 20 de enero de 2013, a las 23:58

Javier Leo. Madrid
La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) permanecerá en el seno de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme) durante 2013, según ha confirmado a Redacción Médica la presidenta de la SEMI, Pilar Román. De este modo se pone punto y seguido a la “crisis” institucional abierta en diciembre tras la decisión de la Sociedad Española de Neurología (SEN) de dejar Facme, marcha que desembocó en una “corriente crítica” con la labor de Facme encabezada por los neurólogos y apoyada, con matices, por la SEMI y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc).

José Manuel Bajo Arenas, presidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas (Facme), y Pilar Román, presidenta de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Aunque Román reconoce que los internistas “no están muy contentos ni muy a gusto en Facme”, la SEMI apuesta por continuar este año “yendo a las asambleas y participando en las decisiones para ver cómo evoluciona la cosa”. “Nuestra intención es tomar una decisión tranquila y sosegada sobre la permanencia en Facme a lo largo de nuestro primer año de mandato; no es algo de un día para otro”, comenta la presidenta de la SEMI, quien apunta que nadie de la Ejecutiva de Facme se ha puesto en contacto con ella ni con su Junta Directiva para conocer el por qué de su “malestar” en la federación.

Tras poco más de dos meses al frente de la SEMI, Román y su equipo quieren dedicar estos primeros doce meses a poner en marcha importantes proyectos liderados por los internistas en torno a la cronicidad y a la detección de ineficiencias en la práctica clínica diaria. La relación con Facme queda en un segundo plano y cuenta con “un voto de confianza” de los internistas, que esperan que este año las “actuaciones dispersas”, la “falta de transparencia”, las “luchas de poder” y la “prevalencia de los intereses individuales sobre los colectivos” sean solucionadas bajo la batuta de José Manuel Bajo Arenas, presidente de la federación.