Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Los internistas abogan por utilizar el ingreso para reevaluar el tratamiento a diabéticos

Lamentan que en muchos casos no se determine si se están obteniendo los objetivos deseados

Viernes, 22 de noviembre de 2013, a las 16:01
Carlos Cristóbal. Málaga
Uno de cada tres hospitalizados en Medicina Interna es diabético, de ahí la importancia que la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) da a esta patología. En un taller centrado en el paciente con hiperglucemia, enmarcado en el Congreso Nacional de la Sociedad, se ha apostado por aprovechar las hospitalizaciones para evaluar el grado de éxito de los tratamientos aplicados.

Alfredo Michán, del Servicio de Medicina Interna del Área de Gestión Sanitaria Norte de Cádiz.

"El tratamiento que deben recibir los pacientes diabéticos al ser dados de alta, sea cual sea el motivo de su ingreso, es un tema muy de actualidad en el ámbito médico", ha indicado Alfredo Michán, miembro del Servicio de Medicina Interna del Área de Gestión Sanitaria Norte de Cádiz, y para quien la situación actual supone una "oportunidad". "Se trata de un buen momento para optimizar y mejorar su tratamiento además de establecer unos objetivos terapéuticos e implicar al paciente en su cuidado", ha añadido.

"Cuando el paciente diabético ingresa en el hospital se instauran unas pautas de insulina que no necesariamente se trasladan al alta", ha asegurado Michán, para el que el futuro pasa por la colaboración con Atención Primaria, uno de los puntos en que más hincapié se está haciendo a lo largo del Congreso: "Debemos establecer un plan de tratamiento con ellos, dado que son quienes se van a encargar en mayor medida de tratar en el día a día a los pacientes afectados por esta patología".

Durante el taller se han marcado una serie de pautas de consideración global del paciente cuando se le da el alta. Con ellas lo que se pretende es mejorar la situación actual, con España como el país de Europa en que más amputaciones, muchas de ellas causadas por la diabetes, se realizan. En este sentido, Michán ha declarado que "la alta tasa de amputación demuestra que no estamos haciendo del todo bien las cosas ante una enfermedad cuya incidencia está creciendo".

En busca de mejor abordaje, se ha planteado el cambio del sistema sanitario público para pasar a orientarse hacia las enfermedades crónicas en vez de al tratamiento de enfermos agudos. Y además, potenciar la formación en salud desde las edades más tempranas en forma de asignatura escolar para que la sociedad se conciencie sobre qué hábitos de vida son más saludables y la importancia que tiene seguir un tratamiento, especialmente en el ámbito de la cronicidad, con rigor.