Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Los antivirales de tercera generación contra la hepatitis C, a punto

El programa ha quedado incluido dentro de los objetivos prioritarios del III Plan de Salud 2015-2020

Martes, 14 de abril de 2015, a las 13:32
Redacción. Logroño
El Servicio Riojano de Salud, a través del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital San Pedro, ha comenzado a suministrar los nuevos antivirales a pacientes con hepatitis C de La Rioja, según ha informado la gerente del Servicio Riojano de Salud, Mª Luz de los Mártires, en una rueda informativa en la que ha estado acompañada por la jefa del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital San Pedro, Begoña Sacristán, y por el jefe del Servicio de Farmacia del mismo centro, José Ignacio Torroba.

José Ignacio Torroba, Mª Luz de los Mártires y Begoña Sacristán.

De esta forma, el sistema de salud de La Rioja va a tratar con los antivirales de 3ª generación a unos 120 pacientes en estos dos primeros meses. Tal y como han explicado, debido a la implicación histórica de los médicos con esta patología, la mayoría de los pacientes riojanos ya han sido tratados en alguna ocasión, salvo en casos en  los que el fármaco ‘interferón’ estaba contraindicado o el paciente decidía no adherirse al tratamiento por motivos personales.

Para que un paciente sea tratado con los nuevos fármacos, se sigue, exclusivamente, el criterio del especialista, que debe valorar el grado de afectación de cada paciente, si hay comorbilidad (presencia de otras enfermedades); el riesgo/beneficio en función de la afectación hepática, y otros condicionantes como la experiencia que se va adquiriendo con estos fármacos en relación con los diferentes estadios de la enfermedad.

Con el objetivo de que La Rioja esté libre de hepatitis C para 2025, en  febrero se reforzó con los facultativos de atención primaria la búsqueda de pacientes con hepatitis C. Hasta entonces, había mantenido un programa de seguimiento a través de Atención Primaria para derivar a Especializada a aquellas personas que ya eran conocedoras de portar el citado virus, a fin de indagar si eran o no susceptibles de incorporarse a los nuevos tratamientos. El programa ha quedado incluido dentro de los objetivos prioritarios del III Plan de Salud de La Rioja 2015-2020.