Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 12:00

Los andaluces esperarán hasta 90 días para cirugías cardiacas

Implicará una reducción del 50 por ciento de los actuales plazos establecidos dentro de la región

Jueves, 02 de julio de 2015, a las 17:47
Redacción. Madrid
El tiempo de espera para cirugías cardiacas en Andalucía se reducirá hasta los 90 días. Así lo ha indicado la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, durante su visita a la Unidad de Cardiología del Hospital de Valme en Sevilla. Una medida que, aunque aún debe terminar de formalizarse por medio de una orden de la Consejería de Salud, entrará en vigor en 2016.

Susana Díaz en la Unidad de Cardiología del Hospital de Valme en Sevilla.

El nuevo plazo, que representa una reducción del 50 por ciento del tiempo de espera actual, es un nuevo récord para la región. En 2002, Andalucía ya era la primera comunidad autónoma en garantizar un tiempo máximo de espera, que situó en 180 días para 700 procedimientos quirúrgicos. Una vez consolidado este derecho, en 2007, se garantizaron 120 días para los 71 procedimientos quirúrgicos más frecuentes, que son los incluidos en el sistema de información del conjunto del Sistema Nacional de Salud.

La ampliación y modernización de la Unidad de Cardiología del Hospital de Valme en Sevilla está en línea con el objetivo de reducir los plazos de espera. En este sentido, se  ha habilitado un espacio con todos los dispositivos en una misma zona, ayudando a mejorar el circuito asistencial, la calidad de la atención y el acceso de la ciudadanía a estos servicios que atienden patologías como el infarto de miocardio, las arritmias o la insuficiencia cardiaca.

Tras la reforma, la Unidad de Cardiología alberga la totalidad de la cartera de servicios de esta Unidad de Gestión Clínica, evitando que los pacientes tengan que acudir a otras áreas distintas del mismo centro. Específicamente, se cuenta con zonas de hospitalización (22 camas), rehabilitación cardiaca, cardiología intervencionista y recientemente, se han trasladado los dispositivos asistenciales de cardiología no intervencionista y consultas externas (arritmias, desfibriladores, ecocardiografías, electrocardiografías, marcapasos y valvulopatías).