Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:10

“Los ajustes afectan fundamentalmente a los médicos”

Asegura que se encuentra en un periodo de reflexión de cara a presentarse a las elecciones que se celebrarán en el último trimestre del año

Martes, 23 de abril de 2013, a las 17:06

Ricardo Martínez Platel / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Año electoral en el Colegio de Médicos de Zaragoza. Su presidente Enrique de la Figuera ha explicado en una entrevista concedida a Redacción Médica que todavía no tiene claro si se presentará a los comicios. El buen funcionamiento de la entidad colegial y la satisfacción generalizada de los colegiados son valores que le hacen afrontar el futuro con ilusión y con ganas de seguir mejorando.

De la Figuera reconoce la dificultad del contexto actual.

¿Cómo se está viviendo desde el colegio el contexto socioeconómico actual que está derivando, en muchos casos, en protestas de los profesionales?
Vivimos en una situación económico-laboral difícil. En 30 años de profesión no había conocido un momento como el actual, donde parece que los ajustes afectan fundamentalmente a los médicos. Desde el colegio se ve con enorme preocupación y constata que hay desánimo entre los profesionales. Hay que tener en cuenta que las plantillas de los médicos en Aragón ya están en el tercio final de su carrera laboral y a estas alturas que se exija trabajar más por menos es una dificultad añadida al ejercicio de nuestra profesión.

¿Han recibido muchas quejas?
Hemos recibido quejas verbales. Documentos por escrito no. Sí que hay consultas de pasillo y de compañeros en los centros de trabajo que muestran su preocupación y su desánimo sobre la situación actual.

¿Ese malestar ha sido transmitido a la Administración?
El Colegio de Médicos siempre que coincide en un acto público con miembros de la Consejería lo manifesta de forma patente. Desde hace un año aproximadamente, que se pusieron en marcha las medidas del RD 16/2012, se convocó a los colegiados y con arreglo a los grupos de trabajo que se crearon, se elaboraron varios documentos que se hicieron llegar directamente a la presidencia del gobierno de la comunidad de forma personal.

¿Cómo ha encajado la Consejería estas indicaciones?
No hemos recibido ningún escrito, ni ninguna comunicación, en contra. Por lo que pensamos que nosotros hicimos bien nuestro trabajo.

¿Cuál es la postura del colegio ante asuntos como el de la jubilación?
Por una parte, entendemos que los jóvenes profesionales tienen un futuro laboral bastante sombrío, pero también comprendemos que los médicos a los 65 años tienen todavía una vida intelectual y positiva, como tutores, docentes o consejeros que no habría que desperdiciar de ninguna forma. No nos parece muy adecuada esta jubilación forzosa, teniendo en cuenta que va en contra de lo que es la tendencia europea, que prolonga edad de jubilación, sacando partido a la capacidad que tienen estos médicos. En Medicina, la experiencia es un grado. Si esto fuera a cambio de que lo jóvenes tienen un horizonte profesional más claro y definido, se entendería, pero parece ser que no va a ser así, que la tasa de reposición va a ser de un 10 por ciento por los médicos que se jubilan. Esto no nos parece correcto desde el punto de vista del ejercicio digno de la profesión.

Al hilo de lo que comentaba, otra preocupación son los contratos precarios.
Cualquier médico, independientemente de la especialidad que ejerce, ha tenido una larga carrera profesional para poder llegar a ese título. Un contrato precario atenta contra el ejercicio profesional o un contrato eventual, que es lo que hacen en Estados Unidos. Al médico se le exige una conducta profesional a través del código ético y deontológico superior al que tienen otras profesiones.

Desde el colegio están realizando hincapié en la formación, ¿cómo están abordando este apartado?
La formación es uno de los pilares fundamentales del colegio. Desde 1997, que entré en el colegio como vicepresidente, tuvimos bien claro que habría que potenciar el área de formación. La mejor manera pensamos que no era teniendo iniciativas propias, que también, sino acudiendo a quien es el depositario del saber de cada especialidad, en este caso las sociedades científicas. Todos los años nos ponemos en contacto con ellas y les pedimos que nos hagan un programa de la necesidad que tienen sus asociados, y a raíz de aquí elaboramos el programa definitivo. Cada año tiene mayor éxito e incluso las instalaciones se nos han quedado pequeñas y eso que tenemos tres sedes para dar estos cursos. Tenemos 75 programas en marcha y aproximadamente el 30 por ciento ya tienen la capacidad completa. No podemos tener lista de espera, por lo que repetiremos alguna edición para que nadie se quede sin acudir.

Además tienen becas.
No solo becas, también los cursos están acreditados por la Comisión Autónoma de las Profesiones Sanitarias, lo que le da validez en cualquier punto del estado español a la hora de hacer unas oposiciones. Entendemos que es fundamental la ayuda a los médicos jóvenes y no tan jóvenes, porque las becas van dirigidas a todo tipo de profesionales. Todos los años dedicamos 30.000 euros de nuestro presupuesto a becar a aquellos médicos que hacen ampliaciones de estudios en el extranjero y España.

El presidente del Colegio de Médicos de Zaragoza subraya la buena acogida que ha tenido la Cátedra de Profesionalismo y Ética Clínica.

Una de las ideas que han puesto en marcha esta legislatura es la Cátedra de Profesionalismo y Ética Clínica, ¿qué objetivos persigue?
Es uno de los proyectos que con más cariño hemos diseñado. Hemos tenido una respuesta fantástica por parte de la Universidad de Zaragoza y de la OMC, que la ha apoyado. El objetivo que tiene es que haya un vínculo continuo entre el ámbito académico, los estudiantes y el colegio. Un espacio de docencia sobre la ética y el profesionalismo que no se enseña en las facultades. Es un foro de ideas sobre determinados aspectos que afectan a la profesión.  Cuestiones como la ética al final de la vida, la ética de la alimentación en el anciano, temas de dopajes y la intervención de algunos médicos en este asunto ya han sido abordas. Es una idea innovadora y el éxito ha sido rotundo.

Los que ha mencionado son temas de mucha actualidad.
Al ritmo que avanza la Medicina van surgiendo dilemas éticos que antes eran impensables y a los que hay que darles respuesta.

El programa de ayuda sociosanitaria y de ayuda a la dependencia de Acción Social del colegio acaba de cumplir 10 años y sigue muy vigente.
Consideramos que esa parte de la colegiación, que son esencialmente médicos que tienen una enfermedad invalidante o incapacitante, o médicos jubilados, es un activo trascendental. Son profesionales con una experiencia vital enorme, que son un tesoro de valores humanos y científicos, y que de alguna manera tenemos que dar respuesta a sus necesidades: la teleasistencia, la ayuda a domicilio, los talleres del entrenamiento de la memoria cuando existe un déficit cognitivo, acciones de tipo sociocultural… Es un sector muy querido de la colegiación que merecía ser atendido.

Próximamente de los congresos de responsables de comunicación de colegios de médicos y el de médicos MIR, ¿qué espera de ellos?
En cuanto al congreso de los responsables de comunicación de los colegios entendemos que es fundamental que haya un amplísimo sector de los colegiados que desconocen las funciones fundamentales del colegio y que si se muestran en contra de su existencia es precisamente porque desconocen su razón de ser. El hecho de que exista un responsable de comunicación es importante para transmitir las funciones de la entidad a los colegiados.

En cuanto a los médicos jóvenes, son el futuro de nuestro país. Como he comentado, tienen unas expectativas que son bastante pesimistas y los primeros congresos han sido un éxito y esperemos que el de Zaragoza también vaya en este sentido.  Se tratarán salidas sociolaborales de la profesión, trabajo en el extranjero e ideas innovadoras, cómo poner en marcha una consulta de medicina privada y todos aquellos aspectos inherentes al sector.

De la Figuera sostiene que se encuentra en un periodo de reflexión de cara a las elecciones del colegio.

¿Cuál ha sido el estilo colegial del gobierno de la junta que ha presidido?, ¿cómo es el colegio hoy?
El presidente es el primero entre iguales. Es la cabeza visible del colegio, pero respetando la labor de los compañeros de la junta. Desde el primer momento entendí que los vocales representan a un grupo profesional determinado y tienen que brillar con luz propia.  Hay que potenciar sus actividades y que la misión del colegio es aunar fuerzas.

¿Considera cumplidos los objetivos que se marcó cuando accedió a la presidencia?
Los objetivos no están cumplidos, porque creo que eso sería instalarse en la autosuficiencia y hay una serie de proyectos en marcha, como la ventanilla única de servicios o la nueva receta electrónica, o el programa de formación continuada que siempre es dinámico. Hay unas líneas trazadas que hay que continuar y perfeccionarlas.

¿Valora presentarse a la reelección?
Este año tiene que haber elecciones en el último trimestre del año. Estoy en periodo de reflexión. Nuestros estatutos tienen un mandato bien establecido de que no se puede continuar más de dos mandatos seguidos en el mismo puesto. Yo no tengo cumplidos dos mandatos, porque fui elegido presidente en 2009, por lo que de optar, sería el segundo mandato. En 2007 me hice cargo del colegio de forma estatutaria porque el presidente anterior dimitió y yo, como vicepresidente primero asumí la presidencia hasta las siguientes elecciones que fueron en 2009. No se incumplirían los estatutos de ninguna forma, pero todavía es muy pronto para pronunciarme.

Acceda al video de la entrevista completa en Sanitaria 2000 TV