Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Las farmacias de Zaragoza distribuyen una tarjeta identificativa para pacientes anticoagulados

Esta iniciativa surge ante la necesidad de que sean identificados antes una emergencia médica

Martes, 05 de febrero de 2013, a las 15:56

Redacción. Zaragoza
En Aragón hay más de 25.000 personas anticoaguladas. Se trata de pacientes que son más vulnerables ante una emergencia médica o una intervención quirúrgica. En este sentido, la terapia anticoagulante previene a estas personas de sufrir una trombosis o una embolia.

Aísa.

Cada vez es más importante que los pacientes anticoagulados se identifiquen como tales ante una emergencia médica y, en general, ante un profesional sanitario. La Asociación de Anticoagulados de Aragón (Asanar) y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza han unido esfuerzos para repartir, a través de las farmacias, más de 2500 tarjetas identificativas bajo el lema “Estoy anticoagulado” en los tres idiomas más hablados a nivel mundial: español, inglés y chino.

Esta tarjeta, la primera en España, ha sido creada con carácter nacional por la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (Feasan), a la que pertenece la asociación aragonesa. Según Antonio Aísa, presidente de Asanar, “hay situaciones en las que no podemos verbalizar nuestra situación de paciente anticoagulado, porque estamos en otro país y no conocemos el idioma o porque hemos sufrido un traumatismo con pérdida del conocimiento”.

Esta tarjeta se ha creado como una herramienta necesaria para la prevención de complicaciones y para contribuir a la seguridad del paciente, siendo de gran utilidad para identificarse como paciente por ejemplo cuando se viaje a otro país y se necesite atención sanitaria, ante una emergencia de salud en la que no es posible comunicarse, como en caso de pérdida de conocimiento, o ante otro especialista médico no relacionado con la anticoagulación.

En este sentido, Aísa explica que “otro de los objetivos que perseguimos con esta iniciativa es concienciar a los propios pacientes de la importancia de comunicar su condición de paciente anticoagulado ante un profesional sanitario, responsabilizándose de su propia salud y reduciendo los riesgos”.

Para los profesionales sanitarios es primordial que tanto las personas en terapia anticoagulante como sus familiares informen de la situación ante posibles situaciones de urgencia. Según Ramón Jordán, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza, “los farmacéuticos, como agentes de salud más cercanos a la población y por el grado de confianza que generan, son una pieza clave en la atención y seguimiento de estos pacientes”.

Con esta iniciativa, el Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza reafirma su compromiso con las asociaciones de pacientes, según Jordán, “el trabajo conjunto de pacientes y profesionales de la salud es imprescindible para desarrollar estrategias que mejoren la calidad de vida de los aragoneses”.