Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:50

Las Cortes instan a auditar las necesidades asistenciales y los recursos disponibles del H. de Barbastro

Han debatido sobre los Centros del Consorcio Aragonés Sanitario de Alta Resolución

Jueves, 29 de noviembre de 2012, a las 22:24

Redacción. Zaragoza
La Comisión de Sanidad, Bienestar Social y Familia ha aprobado una proposición no de ley para realizar una auditoría de las necesidades asistenciales y los recursos disponibles del Hospital de Barbastro para detectar las carencias y tomar las medidas oportunas para su solución.

Nieves Ibeas, portavoz de CHA.

La elaboración de este informe era una de las dos peticiones formuladas por CHA en una proposición no de ley que ha sido debatida de forma conjunta, pero con votación separada, junto a otra iniciativa de IU sobre el mismo centro hospitalario.

La propuesta respaldada ha sido planteada por Nieves Ibeas (CHA), quien ha defendido que el Ejecutivo aragonés elabore y presente, de forma urgente, un estudio que contemple "las necesidades asistenciales y los recursos disponibles para detectar posibles deficiencias o carencias sanitarias en el Hospital de Barbastro".

No obstante, CHA no ha obtenido el respaldo suficiente para sacar adelante un segundo punto del texto en el que se solicitaba "una planificación plurianual de inversiones y recursos materiales y humanos que le permita hacer frente al Hospital de Barbastro a las necesidades asistenciales de la población que debe atender en el sector mediante la prestación de una atención de calidad, y, en consecuencia, para reducir los tiempos de demora en las listas de espera, tanto en consultas externas como en intervenciones quirúrgicas".

Por otra parte, Patricia Luquin, desde IU, ha presentado una iniciativa para que el Gobierno de Aragón adopte "de manera inmediata, todas las medidas necesarias para cubrir las plazas de personal y de especialistas vacantes en el Hospital Comarcal de Barbastro para que se pueda prestar la atención sanitaria mediante la prestación de los servicios sanitarios en condiciones de equidad y universalidad, con todas las garantías de igualdad en las condiciones de acceso a los servicios a los que tienen derecho la población de la zona".

Sin embargo, la proposición no de ley de IU no ha contado con el voto favorable de los Grupos que sustentan al Gobierno, lo que ha producido que la iniciativa decaiga.

En el debate de estas proposiciones no de ley, desde el PP, Carmen Susín ha matizado, en primer lugar, que "en la actualidad no existen plazas sin cubrir en el Hospital de Barbastro" y ha manifestado que el centro barbastrense "sigue siendo prioritario y urgente" para el Gobierno de Aragón. Y, en esta línea, "entre las medidas puestas en marcha por el Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia está la realización de auditorías en todos los hospitales públicos de Aragón, tras las cuales se tomarán las decisiones oportunas para mejorar el funcionamiento".

Eduardo Alonso, PSOE, ha detallado todas las mejoras introducidas años anteriores en el Hospital de Barbastro y que provocaron, según ha manifestado, que "todos los indicadores de quejas se redujeron drásticamente". Por eso, Alonso ha animado al actual Ejecutivo a "ponerse las pilas, hablar con la gente y los profesionales, y no empezar a cuestionar las instalaciones y el bienestar conseguido".

Por último, desde el PAR, Manuel Blasco ha asegurado que "todo lo que sea mejorar sobre la situación del Hospital de Barbastro será bienvenido", pero "tampoco es muy conveniente demonizar los casos extremos" porque "hasta el propio Justicia de Aragón reconoce que hay deficiencias pero que se han hecho numerosas mejoras en su funcionamiento".

Consorcios

Por otro lado, los miembros de la Comisión de Sanidad, Bienestar Social y Familia han debatido otra proposición no de ley, planteada por el Grupo Socialista, sobre los Centros del Consorcio Aragonés Sanitario de Alta Resolución (Casar), pero que no ha contado con el respaldo suficiente para su aprobación.

Eduardo Alonso (PSOE) ha presentado una iniciativa parlamentaria para "instar al Gobierno de Aragón a mejorar el funcionamiento de los cuatro Centros del Consorcio Aragonés Sanitario de Alta Resolución (Casar), dotándolos suficientemente de médicos, personal de enfermería, tecnología, y mejore la coordinación con los centros hospitalarios del Salud que pertenecen a los mismos sectores sanitarios".

Para el Grupo Popular, según su diputada Carmen Susín, los centros del Casar "han mejorado los resultados en cuanto a atención asistencial en este año con respecto al anterior, porque es el fruto de hacer las cosas de una forma diferente". Susín ha destacado la eficiencia y eficacia en la gestión que ha introducido el actual Ejecutivo y que ha provocado, a su juicio, que "se haya consolidado su cartera de servicios y se haya mejorado su rendimiento económico".

Para Manuel Blasco, PAR, "el modelo del Casar es óptimo porque busca atender a la población más cercana, con una asistencia sanitaria para las zonas rurales a menos de media hora de trayecto del hospital de referencia. Creemos que está funcionando y los resultados se han mejorado y son adecuados en cuanto a la actividad, los servicios y los datos económicos".

Nieves Ibeas (CHA) ha presentado una enmienda, que no ha sido aceptada y ha llevado a su abstención ante la propuesta, en la que se pedía "integrar los cuatro centros en la red pública del Sistema Aragonés de Salud y dotarlos de forma adecuada en cuanto a recursos humanos y técnicos". Ibeas ha considerado que "ahora es más útil que nunca cambiar el modelo, porque se puede mejorar la calidad de la prestación asistencial".

En esta misma línea, Patricia Luquin (IU) ha recordado "que el modelo actual del Casar es un fracaso por las deudas y no compartimos la gestión", por lo que también ha solicitado una mejora en el sistema y ha optado finalmente por la abstención ante el rechazo de la enmienda de CHA.