16 dic 2018 | Actualizado: 19:00
lun 09 marzo 2015. 16.08H
Redacción. Mérida
El Servicio Extremeño de Salud (SES) incorporará la vacuna contra la tos ferina en mujeres embarazas a partir del próximo mes de abril con la intención de disminuir la incidencia de esta enfermedad en los niños de entre dos y tres meses de edad.

Joaquín García Guerrero, gerente del SES.

La incorporación de esta vacuna, que llegará en torno a 10.000 mujeres extremeñas cada año, supondrá una inversión de 80.000 euros, según ha informado el Gobierno extremeño.

De igual forma, su inclusión “supone una ampliación del programa de vacunación contra la tos ferina, que actualmente se administra a partir de los dos meses de edad dentro del calendario de vacunación infantil”.

Según ha indicado el Ejecutivo regional, la evidencia científica sugiere la vacunación materna contra la tos ferina por un “doble motivo”. En primer lugar, porque evita que la mujer adquiera la enfermedad y, por tanto, contagie al neonato, y, además, porque los anticuerpos de origen materno, que están presentes al nacer, protegen al recién nacido hasta que reciba su propia vacuna.

La vacuna de la tos ferina se administrará en el tercer trimestre del embarazo, porque se ha comprobado que, este momento de la gestación, “permite que el pico de producción de anticuerpos coincida con el periodo de máxima transferencia transplacentaria al feto”.