Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

La Sociedad Castellano-Manchega de Medicina de Familia asegura que “es falso” que en los PAC se traten urgencias menores

Los 21 que verán reducido su horario corresponden a centros de referencia de zonas básicas de salud completas

Domingo, 27 de enero de 2013, a las 22:22

Redacción. Toledo
La Sociedad Castellano-Manchega de Medicina de Familia y Comunitaria (Scamfyc) ha asegurado que “es rotundamente falso” que en los Puntos de Atención Continuada (PAC) “se traten urgencias de baja complejidad como otitis, migrañas, catarros o lumbalgias”, y ha aseverado que la realidad “demuestra que los profesionales médicos y de enfermería de Atención Primaria atienden urgencias vitales como paradas cardiorrespiratorias, infartos de miocardio, arritmias cardiacas, edemas agudo de pulmón u obstrucciones de la vía aérea”.

José María del Campo, vicepresidente de la Scamfyc.

En nota de prensa, la Sociedad ha recordado que los 21 PAC que verán reducido su horario “corresponden, en muchos casos, a centros de referencia de zonas básicas de salud completas, cada una de las cuales incluye varios núcleos de población, por lo que el número de municipios afectados es considerablemente mayor de los 21 mencionados habitualmente”.

A juicio de la entidad, la calidad asistencial se basa en “tres puntos fundamentales”, como “la competencia profesional, la optimización de los recursos disponibles y la satisfacción del usuario”.

La Scamfyc ha reseñado además que la satisfacción de los usuarios “es muy elevada con la Atención Primaria regional”, y la “propia movilización social en contra de las medidas de cierre de los PAC ya supone un aval para la labor realizada por los centros de salud”.

“En el caso de los PAC es muy difícil sostener la ineficacia de un servicio que resuelve el 92 por ciento de las demandas atendidas sin derivar a otro ámbito asistencial y, si estos centros son menos resolutivos por falta de recursos, queda a expensas del Servicio de Salud la dotación de los mismos”, añade la nota.

Desde la Sociedad, han reclamado ante esta situación “que se informe correctamente a la población y que las decisiones que supongan un cambio en el modelo sanitario sean tomadas con el mayor consenso posible y la participación de las distintas instituciones representativas de profesionales y pacientes, especialmente de las sociedades científicas”.

“Solo así se podrían asumir determinadas modificaciones puntuales en el diseño de los recursos ofrecidos, siempre con el debido soporte argumental basado en datos públicos y rigurosos”, concluye la sociedad, que añade que “en ningún caso las decisiones políticas pueden ser avaladas mediante el descrédito a la labor de los profesionales”.