Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Sanidad, el sector europeo con más deterioro por impagos

La demora media de la administración pública es de 63 días

Lunes, 12 de noviembre de 2012, a las 22:03

Redacción. Madrid
La sanidad atraviesa por un momento muy delicado. Así lo muestra el ‘Índice de Riesgo 2012-Informe por Sectores’ realizado por la multinacional sueca Intrum Justitia. En él se determina que el sector, entendido éste como el conjunto de hospitales, farmacias, empresas farmacéuticas y proveedores de productos médicos, es el que mayor deterioro ha sufrido en el último año con un incremento del 17 por ciento en sus pérdidas por impagos que le ha hecho pasar de un 2,9 a un 3,4 por ciento.

El porcentaje de pérdidas por impago en sanidad ha pasado de un 2,9 a un 3,4 por ciento en el último año (Fuente: Intrum Justitia).

En el ranking de pérdidas por impago sanidad ocupa este año la cuarta posición, por detrás de  servicios profesionales, educación y construcción. Además, el “Índice de Riesgo 2012-Informe por Sectores” también analiza la evolución del comportamiento de pago de particulares, empresas y administración pública. Así, el estudio destaca que en el sector sanidad el 45% de las facturas no se paga en el plazo acordado y el 58% mencionó un incremento de los plazos de pago por parte de sus clientes.

En la actualidad, la administración pública en Europa paga al sector sanidad en un plazo de 63 días. En España, según datos publicados recientemente por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), dicho plazo se situaría en 242 días.

El director general de Intrum Justitia Ibérica, Luís Salvaterra, ha asegurado que “una vez implementado el plan de pago a proveedores de la Administración esperábamos se comenzaran a pagar en tiempo las facturas vigentes, pero vemos que esto no está sucediendo y siguen sin cumplirse los plazos”. “Esto ha hecho que la cifra de morosidad haya vuelto a crecer”, ha añadido.

Para Lars Wollung, CEO y presidente de Intrum Justitia “nuestro estudio muestra que no son los consumidores los últimos en pagar sus facturas al sector de la salud, sino los propios gobiernos. De media, los consumidores pagan dentro de los primeros 40 días y las entidades públicas esperan hasta 65 días. Sería conveniente que los gobiernos y entidades públicas dieran un mejor ejemplo en este sentido".

Además, casi el 70% de las empresas analizadas espera una media de 105 días después de la fecha de vencimiento del plazo acordado lo que dificulta claramente la gestión del cobro. Así, el pesimismo es generalizado y el 52% espera que el riesgo de impago se incremente en los próximos 12 meses.