19 nov 2018 | Actualizado: 19:00

La Ribera incorpora un ecógrafo 4D que permite el diagnóstico de malformaciones fetales en sus fases más iniciales

Permite detectar retrasos de crecimiento, defectos de columna o trastornos musculares

Lunes, 23 de febrero de 2015, a las 11:35
Redacción. Valencia
El Hospital Universitario de La Ribera ha incorporado un nuevo ecógrafo 4D que permite que los especialistas puedan obtener imágenes en alta resolución de cada órgano del feto, lo que permite, frente a los ecógrafos 2D, "diagnosticar y abordar posibles malformaciones o defectos genéticos en sus fases más iniciales".

Manuel Marín, gerente de La Ribera.

En concreto, este modelo Voluson E8 Expert 4D HD, el cual ha supuesto una inversión de 52.000 euros, ofrece imágenes tridimensionales del feto (3D) y en movimiento a "tiempo real" (4D), lo que permite detectar malformaciones que, con la ecografía tradicional, se diagnosticarían solo en fases "más avanzadas".

Así, esta visión "más exhaustiva" del embrión es "esencial" para que los especialistas puedan detectar "precozmente" alteraciones en el feto, como retrasos de crecimiento, defectos de columna, trastornos musculares o patologías intracraneales, cardíacas o torácicas.

De esta forma, en caso de malformación esta detección temprana permite a los profesionales poner en marcha los diferentes protocolos de actuación para cada caso, desde realizar tratamientos intrauterinos para continuar con la gestación o practicar interrupciones del embarazo.

Entre los protocolos se encuentra llevar a cabo biopsias de la placenta para diagnosticar enfermedades genéticas; análisis de sangre del cordón umbilical para detectar problemas de anemia debidas al RH sanguíneo; extracción y examen del líquido amniótico que rodea al feto para el estudio de enfermedades genéticas; o hacer una trasfusión de sangre al cordón umbilical en caso de anemia severa del feto.

"El Hospital de La Ribera ha dado un paso más en su completo programa de control integral del embarazo ya que hoy en día es de los primeros hospitales públicos de la Comunidad Valenciana en contar con dos equipos de cribado de malformaciones estructurales mediante 4D", ha señalado el jefe de sección de Obstetricia, Jesús Cervera.

Fotografía 4D

A lo largo de un embarazo normal se practican tres ecografías del feto, que se llevan a cabo tanto en el hospital como en los centros de salud Integrados de Sueca y Alzira. La segunda ecografía siempre se realiza mediante los ecógrafos 4D del propio hospital durante el segundo trimestre de gestación.

Los especialistas consideran que la prueba realizada en el centro hospitalario es "imprescindible" para un correcto seguimiento prenatal y bienestar fetal, ya que es en la semana vigésima de embarazo cuando el feto ya está conformado, por lo que las imágenes 4D de los ecógrafos permiten alertar de la presencia de defectos genéticos y/o en el desarrollo del feto para, así, articular el tratamiento más adecuado.