Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

La Ribera consolida la cirugía laparoscópica en cáncer de próstata

150 tumores son diagnosticados cada año en este complejo hospitalario

Lunes, 10 de junio de 2013, a las 16:53

Redacción. Valencia
El Hospital Universitario de La Ribera interviene cada año a unos 100 hombres de cáncer de próstata por vía laparoscópica, una técnica que implantó en 2009, convirtiéndose en uno de los primeros hospitales de la Comunidad Valenciana en aplicarla, y de la que, desde entonces, se han beneficiado ya cerca de 400 pacientes aquejados de este tipo de cáncer, cuyo Día Mundial se celebra mañana, 11 de junio.

Manuel Marín, gerente.

Esta técnica, que se conoce como prostatectomía radical laparoscópica, permite la extirpación del cáncer de próstata localizado a través de unas pequeñas incisiones y sin necesidad de llevar a cabo cirugía abierta en la zona abdominal del paciente. En este sentido, el jefe del Servicio de Urología del Hospital Universitario de La Ribera, Antonio Benedicto, ha afirmado que "esta técnica nos está permitiendo obtener mejores resultados funcionales para el paciente tanto a nivel de continencia como de potencia sexual, lo que contribuye a mejorar considerablemente su calidad de vida".

El procedimiento llevado a cabo en el Hospital de La Ribera consiste en realizar, bajo anestesia general, cinco orificios de entre 5 y 10 milímetros, a través de los que se extirpa la próstata afecta del tumor y las glándulas seminales para, posteriormente, unir la vejiga del paciente con su uretra (conducto que transporta la orina desde la vejiga hasta el exterior).

Para ello se utilizan unos tubos (trócares) y una cámara endoscópica que hace posible la visualización del interior del abdomen y que, gracias a sus 15 aumentos, permite al cirujano observar los detalles anatómicos de la zona que está operando de una forma mucho más precisa que en la cirugía abierta, reduciendo el riesgo de lesión de las estructuras adyacentes a la próstata, como el esfínter externo (responsable de la continencia urinaria) y los nervios responsables de la erección. Además, al tratarse de una cirugía mínimamente invasiva, "el paciente solo debe permanecer ingresado 48 horas (frente a los 3-4 días que supone de ingreso la cirugía abierta), reincorporándose a su vida cotidiana más rápidamente, y solo necesita sondaje durante 10 días, frente a las 3 semanas que era necesario tras una cirugía tradicional", ha señalado el doctor Benedicto. La utilización de la laparoscopia para operar tumores de próstata forma parte de la apuesta que el servicio de urología del Hospital de La Ribera está llevando a cabo en los últimos años por abordar las enfermedades de la próstata (agrandamiento de próstata, tumores) a través del uso de técnicas mínimamente invasivas.

Cáncer de próstata

Este martes se celebra el Día Mundial del Cáncer de Próstata, uno de los tumores más comunes en el hombre, "pero con muy buen pronóstico", ha afirmado Benedicto. De hecho, la tasa de supervivencia a los 5 años es del 85% para pacientes cuyos tumores se descubren en una etapa precoz. El Hospital Universitario de La Ribera diagnostica cada año unos 150 casos de cáncer de próstata.