14 nov 2018 | Actualizado: 21:20

La región se adhiere al Plan Nacional de Donación de Médula Ósea

Para contribuir a alcanzar los 200.000 en toda España en un periodo de cuatro años

Domingo, 31 de marzo de 2013, a las 17:57

Redacción. Santander
Cantabria se ha sumado este año al Plan Nacional de Donación de Médula Ósea (PNMO), que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha puesto en marcha en colaboración con las comunidades autónomas, con el fin incrementar la disponibilidad de fuentes de células progenitoras hematopoyéticas (médula ósea, sangre periférica, cordón umbilical) para los pacientes que precisen un trasplante de donante no emparentado.

La consejera María José Sáenz de Buruaga.

El objetivo del plan es alcanzar los 200.000 donantes en un periodo de cuatro años. Para ello, cada comunidad autónoma tendrá que lograr la cifra anual de donantes que le corresponde proporcionalmente a su peso en la población española.

En el caso de Cantabria, casi deberá triplicar su número de donantes, actualmente en torno a 100 por año, para llegar a los 314 registros necesarios que le permitan colaborar de manera proporcional y eficiente en la consecución de los objetivos planteados en el PNMO, informa el Gobierno regional en una nota.

Uno de los pilares básicos en el desarrollo del plan es, por tanto, la información a los potenciales donantes sobre la donación de médula ósea y sangre periférica, una información que deberá ser "veraz y completa" y hacer especial énfasis en los riesgos para el donante y en los beneficios para el receptor, así como en el carácter altruista de la donación y en que las células obtenidas serán utilizadas en cualquier paciente que sea compatible y necesite un trasplante. La persona que decida registrarse como donante deberá firmar un consentimiento informado en presencia de un testigo.

El desarrollo del plan en Cantabria corresponde al Banco de Sangre y Tejidos (BSTC), que está poniendo en marcha una serie de medidas para incrementar la donación de médula ósea, sangre periférica y sangre de cordón umbilical, con el fin de obtener progenitores hematopoyéticos para trasplante.

Entre esas medidas destacan la realización de campañas de promoción (especialmente durante las colectas en centros universitarios con el fin de alentar la donación ente los jóvenes) y la mejora del sistema de información, para que ésta llegue a todos los potenciales donantes y no solo a quienes la soliciten. Para ello, se ampliará la franja horaria y los lugares destinados a la información y registro.

Junto al BSTC, que informa a los potenciales donantes, realiza las entrevistas y toma las muestras de sangre periférica, están implicados en el PNMO el Servicio de Hematología del Hospital Valdecilla, que se encarga de realizar el tipaje HLA de las muestras -imprescindible para establecer la compatibilidad entre donante y receptor-, y la Hermandad de Donantes de Sangre, que participará en la promoción y custodiará los consentimientos informados de los posibles donantes y enviará sus datos al Registro Español de Donantes de Médula Ósea (Redmo).

Necesidad de donantes

Solo el 25-30% de los pacientes que necesitan un trasplante alogénico (de donante) tienen un familiar compatible, por lo que es necesario buscar un donante no emparentado.

Para ello, el REDMO está conectado con el resto de registros internacionales de donantes de médula ósea, que se encuentran agrupados a través del Bone Marrow Donors Worldwide (BMDW).

De los casi 20 millones de donantes inscritos en el BMDW, más de 100.000 son españoles (750 de Cantabria) y de las 500.000 unidades de sangre de cordón umbilical almacenadas, más de 53.000 corresponden a bancos españoles.

El PNMO, que se financiará a partes iguales por las comunidades autónomas y por el Fondo de Cohesión, permitirá aumentar la probabilidad de éxito del trasplante de progenitores hematopoyéticos de donante no emparentado y aumentar la supervivencia de los pacientes, y, al mismo tiempo, incrementar la disponibilidad de donantes y con ello disminuir la necesidad de recurrir a registros extranjeros, pero también contribuirá de forma solidaria a la red mundial de donantes.

Quién y cómo

Puede ser donante de médula ósea cualquier persona sana entre 18 y 55 años que no padezca ninguna enfermedad susceptible de ser trasmitida al receptor y/o que pueda poner en peligro su vida por el hecho de la donación.

En Cantabria puede hacerlo a través de cualquiera de los puntos de donación de sangre del Banco de Sangre y Tejidos de Cantabria (Planta 0 del Pabellón 13 de HUMV o colectas que la unidad móvil realiza por toda la comunidad).

Allí se le dará información sobre todo el proceso, firmará un Consentimiento Informado y se le extraerá una muestra de sangre que determine su sistema de compatibilidad tisular (HLA). Estos datos, de forma codificada, son incluidos en la base de datos del Redmo.

Por Ley, la donación de médula ósea es libre, voluntaria, confidencial, anónima y altruista. La donación se realiza para cualquier paciente del mundo que lo necesite y no se recibirá compensación económica alguna por el hecho de la donación. Aunque se llegue a ser donante para un paciente determinado, nunca podrán facilitarle datos de dicho paciente.