Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

La receta electrónica reduce un 96% los errores en las prescripciones

Pasan de setenta por cada 100.000 a tres por cada 100.000

Miércoles, 17 de junio de 2015, a las 16:56
Redacción. Logroño
El consejero rde Salud, Jose Ignacio Nieto, ha informado este miércoles de que la receta electrónica ha reducido en un 96 por ciento los errores que se cometían en las recetas, pasando de setenta por cada 100.000 a tres por cada 100.000.
En rueda de prensa, Nieto ha informado del grado de implantación de receta electrónica en La Rioja cuando se cumple el primer año de prescripción y dispensación electrónica en los centros de salud y hospitales.

José Ignacio Nieto.

La Rioja culminó el proceso de instauración de la receta electrónica en todos los ámbitos asistenciales en los primeros días de diciembre de 2014 (por lo que tardó siete meses) y, desde entonces, está en disposición de hacer interoperable su receta electrónica con el resto del Sistema Nacional de Salud.

En total, y desde que arrancara el nuevo sistema de emisión de recetas a finales de mayo de 2014, y hasta la fecha, se han prescrito 10.262.134 recetas y ya se han dispensado en las oficinas de farmacia 4.073.587 recetas. Nieto ha señalado que una de las mayores ventajas de la receta electrónica, además de que este sistema ha permitido una mejor organización de la medicación, ha sido la descongestión en las consultas al reducirse las visitas de los pacientes.

En una primera evaluación y comparando el último trimestre de 2014 (cuando ya estaba plenamente operativa la receta electrónica en todos los centros de salud de La Rioja) con el mismo período de 2013, la Consejería de Salud y Servicios Sociales constata que tras la puesta en marcha de la prescripción electrónica ha habido un descenso de un 8,7 por ciento de consultas de medicina de familia (lo que en cifras absolutas supone  39.400 consultas menos).

Aunque la disminución ha sido significativa en las visitas a los médicos de familia, la reducción también se ha dejado notar en las consultas de enfermería, en torno a un seis por ciento comparando los referidos trimestres de 2014 y de 2013.

Este sistema además ayuda a mejorar la adherencia terapéutica en los pacientes crónicos debido al mayor control del paciente por parte del farmacéutico y simplifica enormemente el proceso de facturación a través del colegio.