16 nov 2018 | Actualizado: 11:10

La Atención Primaria se reinventa

Entre las novedades, más tiempo para la consulta en el ámbito urbano

Jueves, 15 de mayo de 2014, a las 19:39
Redacción. Valladolid
El próximo lunes comenzará a ponerse en práctica en centros de salud y consultorios locales la reestructuración de la Atención Primaria de Sacyl, que prevé cambios de destino de hasta 118 profesionales sanitarios y que los médicos dispongan de más tiempo para atender las consultas en las ciudades.

El consejero Antonio Sáez Aguado.

Estos cambios se amparan en la nueva normativa, la denominada Relación de Puestos de Trabajo (RTP) para el personal funcionario y el decreto de plantillas de personal estatutario, que ha aprobado este jueves el Consejo de Gobierno de Castilla y León, que ha transcurrido "como uno más" aunque más breve para que los consejeros participaran en el minuto de silencio que se ha guardado en las Cortes de Castilla y León.

En la rueda de prensa posterior a la reunión de consejeros, el portavoz del Ejecutivo autonómico, José Antonio de Santiago-Juárez, ha explicado que estos cambios no perjudicarán la asistencia en el medio rural, donde los ciudadanos contarán "con la misma intensidad y frecuencia" de una atención sanitaria.

En la práctica, estos cambios consisten en redistribuir los profesionales sanitarios para que presten su servicio allí donde la demanda y presión asistencial es mayor, fundamentalmente en las ciudades, y lograrlo sin que se resienta el servicio en el medio rural.

De Santiago-Juárez ha destacado que estos cambios colocarán a la sanidad de Castilla y León con "el cupo óptimo más bajo de todo el Sistema Nacional de Salud, con una media de 1.450 pacientes por médico, frente a los 2.000 fijados en la norma estatal" como máximo y en comparación a las 1.549 actuales.

Sólo dos centros de salud de Castilla y León superarán el cupo máximo fijado en las 1.420 tarjetas sanitarias asignadas a cada médico: Ávila Sureste, con 1.613 pacientes, y Casa La Vega, en Burgos, con 1.622 pacientes.

El portavoz ha explicado que esta reestructuración supondrá, por ejemplo, que los tiempos medios de consulta queden establecidos en el medio urbano en nueve minutos y medio por paciente, lo que acerca a Castilla y León a la recomendación planteada por la denominada "Plataforma 10 minutos", integrada por médicos de familia que piden al menos diez minutos por paciente.

El Boletín Oficial de Castilla y León publicará mañana ambas normativas y el próximo lunes ya estarán en su nuevo puesto de trabajo los primeros 24 médicos y 27 enfermeras que cambian de zona de forma voluntaria, tal y como preveía el Plan aprobado por la Junta, lo que ha sido comunicado a los 98.000 pacientes afectados por estos cambios.

La previsión es que el resto de profesionales, hasta los 118 que se ven afectados por esta redistribución de personal, ocuparán su plaza antes de que acabe el mes de mayo, en función de la organización de recursos prevista en cada Gerencia de Atención Primaria.

Por otra parte, el decreto de plantillas aprobado hoy fija el "máximo de efectivos con que debe contar Sacyl en cada centro para su funcionamiento ordinario", aunque la intención de la Consejería es "fijar todos los años qué plantilla debe tener cada centro sanitario para garantizar una asistencia de calidad", según consta en la documentación aportada por la Junta.

La Consejería de Sanidad pretende que el siguiente paso sea "ordenar los recursos humanos en la Atención Especializada", pero se trata de un proceso "lógicamente más complejo que ya se ha iniciado con el estudio de sus plantillas", según la Administración autonómica.

Además, la intención de Sanidad es que en los próximos meses se consiga incrementar el número de trabajadores de Sacyl que son catalogados como estatutarios, en un proceso que mantendrá el carácter voluntario, y la convocatoria de concursos de traslados para médicos y enfermeras que ya se han empezado a negociar con los sindicatos del sector