19 nov 2018 | Actualizado: 10:20

La Paz niega las “deficiencias graves” que denuncia Amyts en la ropa quirúrgica

Según el sindicato, hay carencia en la calidad de la ropa de camas clínicas para los pacientes

Martes, 02 de junio de 2015, a las 18:15
Redacción. Madrid
La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) denuncia “deficiencias graves” en la ropa quirúrgica y de cama en el Hospital de La Paz por lo que piden “una solución inmediata” mientras que desde el centro se detalla que existen controles de calidad que aseguran que el material que no reúne las condiciones no se distribuye y es remitido de nuevo a la lavandería central.

Rafael Pérez-Santamarina y Julián Ezquerra.

En un comunicado, el sindicato sostiene que existe “problemas en numerosos uniformes que se entregan a los profesionales” que se arrastran desde hace meses y se ha “agudizado” en las últimas semanas.  Por su parte, el centro ha replicado las denuncias de Amyts y detalla en un comunicado que “no es cierto que se entregue un uniforme el viernes y que haya dificultades sábados y domingos durante la guardia”.

Denuncia Amyts, por ejemplo, que los fines de semana se entrega un uniforme el viernes por lo que “hay dificultades para tener más uniformes para sábado y domingo durante la guardia”. Asimismo, señalan que hay carencia en cuanto a la calidad de la ropa entregada, en ropa de camas clínicas para los pacientes y en los uniformes ya que, según informan, se entregan sobrepasando el 20 por ciento de humedad.

El sindicato asegura que le ampara la Normativa Europea EN-13795 relativa a paños, batas y trajes de aire limpio quirúrgico en la que se señala que “tanto si se hace con medios propios, como en el caso de que el hospital haya elegido contratar el servicio de lavandería con un procesador externo, el personal médico tiene la obligación de asegurar la calidad de los sistemas de sanidad, además de la seguridad de los pacientes”.

Amyts incide en que el servicio de lavandería centralizada fue adjudicado a la empresa Clece en octubre de 2013 por el Servicio Madrileño de Salud y se circunscribe a 19 hospitales públicos de la Comunidad de Madrid por un importe de 47,5 millones de euros por un periodo de 48 meses.

El hospital defiende que implantó un nuevo sistema de dispensación automática de uniformes que ahora permite que el profesional tenga disponibilidad de dos uniformes las 24 horas del día durante todo el año, incluidos sábados, domingos y festivos (antes había un horario limitado de cinco horas al día de lunes a viernes).