Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:15

La ONT identifica 157 cordones umbilicales con la mutación que inmuniza frente al sida

Estas “joyas terapéuticas” presentan la mutación CCR5 Delta32

Jueves, 22 de octubre de 2015, a las 14:46
Javier Barbado. Madrid
La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) ha conseguido aislar, por medio de la red de bancos de cordón umbilical de las comunidades autónomas, 157 muestras que poseen la variante genética asociada, desde 1996, a la inmunidad natural frente a la infección por VIH y sida (la denominada CCR5 Delta32), material que servirá para un ensayo pionero en el mundo que se inicia con el primer paciente el próximo mes de diciembre, y que prevé probar esa relación terapéutica observada, hasta la fecha, en tan solo dos enfermos.

El director de la ONT, Rafael Matesanz.

Uno de ellos es el conocido como ‘paciente Berlín’, que padecía en 2008 una leucemia aguda mieloide e infección por VIH de forma simultánea, por lo que fue tratado con un trasplante de médula ósea de donante no emparentado cuyas células sanguíneas portaban esa misma variante genética.

El segundo, en cambio, siguió la línea de investigación original de la ONT (que dispone también de la colaboración de la Sociedad Española de Hematología, en cuyo congreso se ha presentado este jueves), pues libró del VIH a un paciente aquejado de linfoma en 2013 en Barcelona a partir del trasplante de sangre de cordón umbilical con la misma característica en su genoma; y, de hecho, fue una intervención abanderada por el español Rafael Duarte.

Este hematólogo del Puerta de Hierro-Majadahonda de Madrid ha confirmado a Redacción Médica su vínculo, como investigador principal, con el ensayo programado, para el que se calcula que se dispondrá de cinco pacientes candidatos a recibir el trasplante con sangre del repositorio aislado por los expertos de la ONT y los bancos implicados.

Estos últimos, en colaboración con el Registro de Donantes de Médula Ósea, han fijado un protocolo de actuación para liberar los 157 cordones CCR5 Delta32 de modo que continúen estando a disposición de cualquier paciente que los necesite, con o sin VIH, si bien, en el caso de compatibilidad con un enfermo sin el virus del sida se buscarán alternativas antes de remitirlos al centro solicitante, ha aclarado a este periódico el director de la OMT, Rafael Matesanz.

Más de 60.000 unidades

“Hoy [por este jueves] ponemos en valor que España dispone de 60.000 unidades de cordón umbilical, segundo del mundo con más cantidad, y, además, de una calidad celular muy alta, a lo que se une la investigación, a lo largo de este año, que determina cuántas de ellas tienen esta variedad, y nos ha salido un 0,6 por ciento de las analizadas, lo que equivale a 157 cordones con la modalidad genética”, ha explicado.

De este modo, comienza el ensayo clínico “con los pacientes que vayan saliendo” con los requisitos necesarios, que, a partir de la estadística, se prevé sean cinco para esta primera aproximación a un descubrimiento que, de llevarse a cabo, resultaría colosal: la primera evidencia empírica de inhibición de la infección por VIH a partir de un material conocido.

ENLACE RELACIONADO:

Nuevo protoclo de la ONT para trasladar pacientes que necesiten un trasplante (29/06/15)