Han sido suspendidos 184 servicios en las zonas de enfrentamiento



05 ago 2015. 11.20H
SE LEE EN 1 minuto
Redacción. Madrid
La Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha visto obligada a cerrar el 84 por ciento de sus programas sanitarios en Irak por "falta de recursos", dejando a cerca de tres millones de personas sin acceso a servicios de salud.

Margaret Chan, directora general de la OMS.

En concreto, han sido suspendidos 184 servicios sanitarios en las zonas de enfrentamientos, donde se llevan a cabo servicios de traumatología, suplementos nutricionales, cuidados primarios, detección y control de brotes infecciosos, vacunación y salud reproductiva, entre otros.

La entidad señala que de los 60,9 millones de dólares solicitados por los organismos sanitarios que trabajan en Irak para sus trabajos de 2015 se han recibido 5,1 millones, es decir, solo un 8 por ciento del total necesario.

El representante de la OMS en Irak, Jaffar Hussain, ha instado a los donantes de la comunidad internacional a proveer los fondos necesarios y ha advertido de que si no reciben más recursos "varios millones de personas más se verán privadas de los servicios de salud".

"Es un país devastado por el conflicto. No sólo hay civiles inocentes alcanzados por la violencia, sino que hay desplazados que huyen del fuego y viven en asentamientos provisionales improvisados, lo que aumenta los riesgos de contraer enfermedades contagiosas", lamenta Hussain.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.