Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:15

Pajín dejó ‘tocado’ el sistema sanitario, según la OCDE

La última exministra socialista relegó a España a peores posiciones europeas que países en recesión

Jueves, 21 de noviembre de 2013, a las 13:04
Redacción. Madrid
Comparado con los 34 Estados miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), España se estancó de forma notable en 2011 en gasto sanitario per cápita, como revela el informe hecho público este jueves. En vigésimo lugar y por debajo de la media de la OCDE, nuestro país perdió medio punto de crecimiento entre 2009 y 2011 en esta ratio, siendo superado solo por países en recesión en esos momentos, como Grecia o Irlanda.

Media del crecimiento del gasto sanitario por PIB. Fuente: Informe de la OCDE, 2013.


El gasto con respecto al Producto Interior Bruto (PIB) también le lleva a la mitad de la tabla de la OCDE, con un 9,3 por ciento en dicho año y lejos de países como Alemania o Francia, que superaron el 11 por ciento. En cuanto al tipo de financiación, destaca el porcentaje (21 por ciento) que ocupa el gasto privado sin seguro, por encima de 23 de los 34 países analizados. En el aseguramiento privado, España experimenta un descenso entre 2005 y 2011, alejándose de la tendencia contraria que impera en el marco de dicha Organización, siendo Francia, Países Bajos y Bélgica los que cuentan con mayor incremento en este indicador.

Las políticas de reducción del gasto farmacéutico llevadas a cabo en los últimos coletazos del Gobierno socialista también tienen su reflejo en este informe, puesto que la media anual de crecimiento de este gasto por cápita baja entre 2009 y 2011 más de un punto sobre la media de la OCDE (2,5 por ciento sobre 0,9 por ciento), mientras que el anterior periodo analizado se observa un aumento del 2,3 por ciento.

Menos profesionales que la media

La media de médicos por 100.000 habitantes no deja en buen lugar a España. Con datos de 2011, nuestro país pierde más un punto con respecto a la media de la OCDE (10,6 - 9), estando por debajo de Estados como Estonia, Eslovenia o Hungría. En remuneraciones, tanto facultativos de Atención Primaria como especialistas están a la cola en las ratios de este informe, en los que destacan (en positivo) Irlanda y Países Bajos. También pierden puntos en la media con respecto al número de enfermeras por cada 1.000 habitantes: España contaba en 2011 con 5,5 profesionales frente a los 8,8 de la media.

Deficitaria asistencia pública a la tercera edad

Las camas públicas para mayores de 65 años que precisan asistencia sanitaria tampoco son el fuerte de España. Si la media de la OCDE es de 49,1 camas por cada 1.000 personas de esta edad, en España cae hasta 37,2 camas en 2011. Con respecto al gasto del PIB que se dedica a este tipo de cuidados (tanto sanitarios como sociales), nuestro país cayó más de un punto en 2011 teniendo en cuenta la media de 1,6 por ciento del PIB que destinaron los países de la OCDE.