El VIII Congreso CEEM ha reunido a cooperantes que trabajan voluntariamente en todo el mundo



18 sep 2015. 22.59H
SE LEE EN 2 minutos
Marcos Domínguez. Madrid

José Antonio Bastos, por videoconferencia.

Cooperadores novatos y veteranos se han unido para hablar de la 'medicina humanitaria' en el marco del VIII Congreso CEM, coincidiendo en una cosa: la ayuda sanitaria es un componente esencial a su concepción de la Medicina, así como lo es, o debería ser, para cualquier profesional sanitario.

De esta forma lo ha expresado José Antonio Bastos, presidente de Médicos Sin Fronteras en España, que ha estado presente en la reunión mediante videoconferencia. “La medicina humanitaria es un caso extremo de la práctica médica” pero le mueve el mismo espíritu que al médico que atiende en cualquier centro de salud, “la pasión y el entusiasmo por querer ayudar a otros seres humanos”.

Eso sí, ha añadido una pequeña autocrítica para la profesión médica: esta pasión “es más evidente en los enfermeros que en los médicos”. Bastos ha defendido la ayuda sanitaria en crisis humanitarias, que ha sido acusado en diversas ocasiones de ayudar a los poderes establecidos o crear un 'efecto llamada' en la población necesitada. El beneficio para la población es mayor que para aquellos que se sustentan en el poder, “que es marginal”.

Estrés post-traumático en Palestina

La veteranía de Bastos se ha compensado con la juventud de proyectos como PalSpain, que proporciona ayuda sanitaria por segundo año en la Palestina ocupada, tanto física como mental: el 95 por ciento de los niños en Gaza y el 68 por ciento de los menores de Cisjordania sufren de estrés post-traumático.

Un término medio entre Médicos Sin Fronteras y PalSpain es Cirugía en Turkana, un proyecto que acude desde hace 11 años a una de las regiones más pobres de Kenia, en la que hay un médico por cada 75.000 habitantes. En dos semanas se han llevado a cabo nada menos que 181 cirugías, pero lo importante, según Marta Fernández, residente de quinto año del Clínico San Carlos y una de las colaboradoras, es que “cada año es diferente; unos son mejores que otros, pero todo sirve” como experiencia. Estos proyectos ejemplifican la inmensa cantidad de estudiantes y profesionales volcados en lo que es más que un simple trabajo o profesión: una vocación, la de ayudar al prójimo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.