Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:30

La ley de adicciones abordará este problema desde una óptica transversal

Se creará una ponencia parlamentaria en torno a este proyecto

Lunes, 16 de marzo de 2015, a las 15:39
Redacción. Bilbao
Con la comparecencia de la directora de Salud Pública y Adicciones del Gobierno Vasco, Miren Dorronsoro, se ha puesto en marcha este lunes el proceso que desembocará en la creación de la ponencia parlamentaria en torno al Proyecto de Ley sobre Adicciones impulsado por el  Departamento de Salud y aprobado por el Gobierno vasco en diciembre de 2014.

Miren Dorronsoro.

Según ha explicado Miren Dorronsoro, la promoción de la salud, la prevención de las adicciones y la reducción de la oferta son los ejes fundamentales sobre los que pivota un Proyecto de Ley que pretende proteger la salud de las personas y velar en especial por la salud de las personas menores de edad y de los colectivos socialmente más vulnerables. Todo ello, actualizando la normativa en función de las nuevas realidades sociales y de los nuevos patrones de consumo.

La directora de Salud Pública y Adicciones ha destacado que la Ley aporta un nuevo enfoque que supone a su vez un avance sustancial. Así, si hasta hace poco,  las drogas se habían tratado desde perspectivas y ámbitos más propios de sus consecuencias (el orden público, la atención sanitaria o los servicios sociales), ahora se abordan como una cuestión de salud pública, enfocando tanto las consecuencias como las causas. Y todo ello, desde una óptica transversal y multidimensional, desde todos los ámbitos relacionados o afectados (comunitario, familiar, educativo, laboral, judicial…), con una visión globalizadora, integral y planificada.

Por primera vez se contempla específicamente el ámbito de la promoción de la salud. La prevención de las adicciones se aborda de forma separada de la reducción de la oferta, y se estructura en diversos ámbitos, preferentemente el familiar, educativo y comunitario, reforzándose también en el ámbito laboral.  

Asimismo, se prohíbe el consumo de alcohol por parte de menores y no se permite la venta o suministro de bebidas alcohólicas. Tampoco su venta en establecimientos comerciales no destinados a su consumo inmediato, entre las 22 y las 7 horas. La ley también contempla la equiparación  total del cigarrillo electrónico a la regulación del tabaco.

Por último, hace hincapié en la necesidad de coordinación interadministrativa y la colaboración con entidades privadas. Y es novedosa la introducción de la asistencia sociosanitaria, según ha afirmado la directora general.