Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Jueves, 14 de noviembre de 2013, a las 11:34

Redacción. Valladolid
La Junta de Castilla y León prevé llegar a toda la población diana del cribado precoz de cáncer colorrectal, de entre 50 y 69 años y cifrada en unas 613.000 personas, en los próximos cuatro años mediante el programa puesto en marcha por la Consejería de Sanidad para personas de edades comprendidas entre 65 y 69 años.

Antonio M. Sáez, consejero de Sanidad.

Así lo ha explicado el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, quien ha explicado que “se pretende avanzar en tramos de cinco años de edad a lo largo de cada ejercicio para en cuatro años llegar a toda esta población” -en el Sistema Nacional se hará en diez cuando se implante-.

El consejero ha comparecido junto al presidente de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en Castilla y León, Jesús Fernández, quien ha agradecido la “sensibilidad” de la Comunidad con esta enfermedad y ha manifestado su esperanza de que se pueda extender a toda la población diana lo más rápido posible cuando mejoren las circunstancias económicas.

Para la puesta en marcha del programa, Sanidad ya informa a lo largo de este mes, por medio de una carta personalizada y de un folleto divulgativo y a través de los centros de salud, a las personas susceptibles de participar en este cribado, iniciado con una horquilla poblacional compuesta por mujeres y hombres de entre 65 y 69 años, unas 130.000 personas. El procedimiento diagnóstico consiste en un test de sangre oculta en heces que, en caso de que sea positivo, derivará al paciente a los hospitales para realizar una colonoscopia y tomar las medidas correspondientes en caso de un pólipo o neoplasia.

Con esta iniciativa se pretende rebajar la mortalidad un 16 por ciento y disminuir entre un 17 y un 20 por ciento la incidencia de este tipo de tumores.

El consejero de Sanidad ha destacado el hecho de que Castilla y León se adelante a la implantación en el Sistema Nacional de Salud y ha señalado las ventajas que supone así como el bajo coste de su implantación.

Aumento de la incidencia

El cáncer colorrectal es la segunda causa de muerte por procesos oncológicos tanto en mujeres como en hombre y su incidencia está aumentando en los países desarrollados, incluida en España.

Según los datos de Sacyl, en 2012 se atendieron en los hospitales 2.830 pacientes que ingresaron por tumores colorrectales. Por ello, los programas de cribado poblacional asintomática a través de los test de sangre en heces se justifican por su eficacia tanto para la reducción de la incidencia como de la mortalidad de la enfermedad.