12 nov 2018 | Actualizado: 18:50

La historia clínica electrónica única compartida impulsa una nueva estrategia para la EPOC

La consejería presenta su proyecto para mejorar la salud de los 3.765 pacientes

Viernes, 02 de octubre de 2015, a las 13:45
Redacción. Logroño
La consejera de Salud , María Martín, acompañada por la presidenta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, Inmaculada Alfageme, y por el especialista en Neumología del Hospital San Pedro e impulsor de la estrategia de EPOC para La Rioja, Carlos Ruiz, han presentado la nueva línea de actuación que se inicia este mismo mes en La Rioja, y cuyo objetivo es mejorar la atención al paciente con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). Este trabajo está enmarcado en la Estrategia de Atención al Paciente Crónico de La Rioja y en el III Plan de Salud.
 

Carlos Ruiz, María Martín e Inmaculada Alfageme.

Hay que destacar que el desarrollo tecnológico alcanzado en el ámbito sanitario, con una historia clínica electrónica única compartida, ha permitido el diseño de una Estrategia de EPOC de las más avanzadas del sistema nacional de salud.
 
Al tratarse de una enfermedad prevenible, generadora de alto grado de discapacidad, morbilidad y mortalidad, y habitualmente infradiagnosticada e infratratada, para conseguir la mejor atención es necesario atender a aspectos como la reducción de los factores de riesgo, evaluación multidimensional de la enfermedad, tratamiento de la EPOC estable, de las exacerbaciones, así como un manejo integral en las fases avanzadas de la enfermedad.
 
Con una prevalencia de 3.765 pacientes ya diagnosticados y con alrededor de 900 ingresos anuales, la EPOC ha sido una de las enfermedades crónicas priorizadas en la Estrategia de Crónicos . El objetivo final es mejorar la calidad asistencial centrada en el paciente y sus necesidades garantizando la continuidad asistencial.
 
Las características esenciales que reúne esta Estrategia en EPOC son que está centrada en el paciente; garantiza una atención integral, continuidad asistencial; incluye solo actividades que aportan valor añadido; implica a todos los profesionales; es flexible para incorporar avances; y contempla un círculo de mejora continua.
 
La estrategia estratifica a la población con EPOC en cuatro niveles de complejidad, para definir las acciones y utilización de recursos sanitarios más adecuada a cada situación en particular. Supera la tradicional división entre entornos asistenciales (primaria y hospital) y reconfigura el modelo de tal manera que el paciente se pueda mover sin barreras y con criterio clínico por los diferentes ámbitos asistenciales. Además, regula y clasifica las agudizaciones para garantizar la transición fluida del paciente cuando requiera un ingreso hospitalario (a veces periódico) o tras el alta hospitalaria para que exista contacto inmediato con su equipo de atención primaria ó hospitalización a domicilio para dar continuidad a los cuidados.
 
De esta manera, a los pacientes con EPOC leve las acciones van encaminadas a mejorar el conocimiento, educación sobre la enfermedad y prevenir el tabaquismo. Su tratamiento que es más simple, se gestiona desde atención primaria.
 
La Estrategia potencia el papel de la Atención Primaria como reguladora de los flujos de pacientes y coordinadora de los recursos sanitarios, para garantizar la continuidad asistencial a los enfermos con EPOC.