21 nov 2018 | Actualizado: 18:40

La enfermería cántabra se incorpora a los equipos de valoración del grado de dependencia

Será necesario llevar a cabo cambios normativos y la realización de cursos formativos

Lunes, 15 de abril de 2013, a las 16:45

Redacción. Santander
Los profesionales de Enfermería de Cantabria se integrarán a partir de 2014 en los equipos de valoración de la dependencia, según ha anunciado la vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, que ha comparecido en rueda de prensa junto a la presidenta del Colegio Oficial de Enfermería, Rocío Cardeñoso, y la secretaria autonómica del Sindicato de Enfermería Satse, María José Ruiz. Para poder proceder a su incorporación será necesario llevar a cabo cambios en la normativa y la realización de cursos formativos.

De izquierda a derecha: la presidenta del Colegio de Enfermeria, Rocío Cardeñoso; la consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, y la secretaria general de Satse Cantabria, María José Ruiz.

De esta forma, los equipos, que están formados actualmente por 58 fisioterapeutas y 32 trabajadores sociales, supondrá la integración de cerca de 70 profesionales de la enfermería “como expertos en el cuidado humano”. Así, una vez se incorporen los equipos de valoración incluirán al menos un enfermero, un trabajador social y un fisioterapeuta, lo que, en opinión de la consejera, “permitirá contemplar de manera integral determinadas valoraciones complejas, mejorar la resolución de los procesos y disminuir la variabilidad en la toma de decisiones”.

Este proyecto nace, según ha destacado la Consejería en un comunicado, con la participación y el consenso de los profesionales de la Enfermería y con ello se da cumplimiento a una reivindicación del colectivo y a uno de los compromisos políticos que adquirió el Ejecutivo al inicio de la presente legislatura. En opinión de Sáenz de Buruaga, esta decisión supone “un avance profesional de gran trascendencia” para el colectivo ya que fortalece sus competencias. Pero, al tiempo, supone un “impulso decisivo con la reorientación del modelo asistencial hacia la atención de la cronicidad y en la estrategia de atención primaria de coordinación asistencial y de continuidad de cuidados”.

Actualmente, el procedimiento de valoración de la situación de dependencia, regulada en la Orden 26/2007, era realizado por trabajadores sociales y fisioterapeutas y dejaba fuera a los profesionales de enfermería. Un hecho que, a juicio de Sáenz de Buruaga “carecía del menor fundamento” y más aún cuando, a comienzos de 2012, entró en vigor el nuevo baremo de valoración de la dependencia que incluye determinaciones sanitarias “que entran de lleno en su ámbito de conocimiento y competencia profesional”.

Satisfacción entre los profesionales

La presidenta del Colegio Oficial de Enfermería, Rocío Cardeñoso, y la secretaria autonómica del Sindicato de Enfermería Satse, María José Ruiz, han mostrado su satisfacción por esta iniciativa y han valorado la apuesta del Gobierno por los profesionales de enfermería. Cardeñosa cree que los profesionales de la enfermería son parte fundamental de los cuidados de las personas, por lo que “nunca se entendió” su exclusión en el proceso de valoración y desarrollo de la Ley de Dependencia.

Por su parte, la secretaria de Satse, María José Ruiz, ha destacado que los profesionales de enfermería tienen “mucha voluntad y ganar de trabajar” en este ámbito, por lo que ha augurado que serán muchos los que soliciten su participación en este proyecto.

Equipos por zonas básicas de salud

El Gobierno de Cantabria procederá a la formación de estos equipos y a la designación de profesionales de enfermería referentes. En cada una de las 42 Zonas Básica de Salud habrá una, dos o tres enfermeras referentes en función del tamaño, características y necesidades.

En las zonas con menos de 10.000 habitantes se asignará un enfermero de referencia; entre las 10.000 y 20.000 tarjetas sanitarias, dos profesionales, y en las de más de 20.000, tres enfermeras, con lo que la Consejería de Sanidad estima que serán unos 70 profesionales de enfermería los que se integrarán en estos equipos.