13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

La deuda abonada a proveedores de Sanidad es de 338 millones de euros

Echániz señala que con "el cumplimiento de las obligaciones de pago, se contribuye a que la economía siga su ritmo"

Sábado, 14 de diciembre de 2013, a las 16:22
Redacción. Toledo
El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, ha asegurado que "la mejor forma de sostener la sanidad y el estado de bienestar es pagando las facturas, tal y como ha hecho el Gobierno de Castilla-La Mancha". En el caso del departamento que dirige, se han abonado facturas por valor de 338 millones de euros.

Echániz.

El mecanismo de pago a proveedores, cuyo último plazo se ha enviado a principios de diciembre, ha permitido que las comunidades puedan normalizar sus pagos pendientes y reducir su deuda comercial acumulada. Con ello se pretende además que la Administración regional realice sus pagos en los plazos que establece la Ley.

En el caso de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales, y gracias a estos mecanismos de pago, se ha hecho frente a facturas por un total de 338 millones de euros.  Así, se ha pagado a asociaciones o entidades que desarrollan programas de atención a personas mayores, programas sociosanitarios o de prevención de la autonomía personal, programas de atención a personas con discapacidad, de acogimiento residencial o de cooperación al desarrollo entre otros.

En el caso del Sescam, los distintos mecanismos de pago han hecho posible que se paguen facturas de proveedores de diferentes servicios por más de 2.075 millones de euros. En este caso, se han pagado las sesiones de hemodiálisis, las terapias respiratorias domiciliarias y conciertos con centros sanitarios que realizan pruebas diagnósticas complementarias como resonancias magnéticas o TAC, entre otras.

Para el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, "el cumplimiento de las obligaciones de pago, pone de manifiesto que este es un Gobierno serio que paga sus deudas y que contribuye así a que la economía siga su ritmo". Para ello, es necesario que las empresas cobren sus facturas "porque si no la sanidad y los servicios sociales se paralizarían y este Gobierno cumple sus compromisos con los proveedores, no como sucedía con el anterior Ejecutivo socialista que, por no pagar sus facturas, puso en riesgo nuestro Estado de Bienestar", ha afirmado.