Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

La CUP ‘pide la cabeza’ del consejero Boi Ruiz

Acusan al consejero de “maltratar” la sanidad y de generar “malestar” en sus profesionales

Lunes, 02 de noviembre de 2015, a las 15:29
R. M. Platel / Redacción. Barcelona
La Cup sabe de su poder en la configuración del futuro Gobierno de Cataluña y lo ejerce. El partido que preside Antonio Baños asegura que no entrará en un Ejecutivo con Junts pel Sí y tampoco quiere proponer nombres de consejeros. Sin embargo, sí que veta la continuidad de algunos de ellos. Entre los nombres a los que la CUP les ha puesto ya la equis está Boi Ruiz, el actual consejero de Salud.

El consejero Boi Ruiz.

Así lo ha anunciado la diputada y portavoz de la formación en el Parlamento, Anna Gabriel, en una entrevista a la ACN, donde ha detallado que nombres como el de Boi Ruiz o Felip Puig, consejero de Industria,  “no pueden” estar en el listado de nuevos miembros del Gobierno.

En una situación similar, ha explicado, se encuentraría el actual titular de Justicia, Germà Gordó, después de que su nombre se haya relacionado con las presuntas irregularidades en la financiación de CDC.

Gabriel ha dejado claro que los consejeros mencionados no pueden seguir siéndolo, al considerar que su currículum político no es el adecuado para el proceso que debe comenzar en esta legislatura.

En el caso de Boi Ruiz le ve como el responsable de una sanidad que considera “maltratada”, y de un sector profesional con un gran malestar por su gestión. "Es una persona que significa lo que ha significa para la sanidad catalana", afirma la diputada.

La portavoz de la CUP se ha mostrado convencida de que su formación no tendrá necesidad de hacer valer su veto para reclamar Puig, Boi Ruiz y Gordó no formen parte de un eventual Govern de Junts pel Sí que tenga su apoyo. "Creo que serán nombres que no estarán encima de la mesa por propia iniciativa de JxSí", ha asegurado. 

Salud lamenta el escaso interés de la CUP por el ámbito sanitario

Fuentes de la consejería han explicado a Redacción Médica que en estos momentos “todo vale” y como Boi Ruiz “ha tenido que tomar decisiones que eran absolutamente necesarias para garantizar la sostenibilidad del sistema, pero no eran populares a pesar de que el tiempo ha demostrado que eran las más eficientes” ahora tratan de pasarle factura.

No obstante, reconoce que el consejero ha sido “ha sido muy criticadoa priori, pero después  ha quedado de manifiesto su buena gestión”. Las mismas fuentes indican que CUP lanza mensajes desde el desconocimiento porque “el consejero ha hecho todos los esfuerzos posibles para explicarles todos los proyectos del sistema  y las razones de las medidas adoptadas y “nunca han querido escuchar”.