16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

La crisis no hace mella en la satisfacción del paciente

La Rioja cuenta con la posición más privilegiada del país en AP y Especializada

Lunes, 11 de febrero de 2013, a las 18:06

María Márquez. Madrid
La actualización del informe sobre ‘Indicadores Clave del Sistema Nacional de Salud (SNS)’ del Ministerio de Sanidad ha incluido la satisfacción del usuario ante la calidad asistencial percibida en Atención Primaria (AP), Especializada, servicios de Urgencias e ingreso hospitalario. Con cifras recogidas desde 2008, se evidencia que las elevadas puntuaciones del paciente (80 por ciento) no solo se han mantenido sino que incluso la media estatal ha aumentado de dos a cinco enteros.

Porcentaje de personas satisfechas con la atención recibida en la consulta de Medicina de Familia.
Fuente: Indicadores Clave del SNS, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Medicina de familia

Con una media nacional que casi fluctúa dos puntos (al alza) entre 2008 y 2011 (de 84,9 a 86,6 por ciento), la satisfacción del usuario en las consultas de AP cuenta con altas calificaciones que en casos como el de La Rioja supera en casi 10 puntos a la tasa de todo el país (95,6 por ciento). Los descensos más acusados son los casos de Castilla y León, que pierde 6 enteros desde que comenzara la crisis, y Ceuta, que pierde 10.

Especializada

Algo menor que la media de satisfacción de Primaria es la de Especializada, con un 82,6 por ciento como la registrada en el último año (2011), a su vez también ligeramente superior a la 2008 (81,7 por ciento). En este caso, vuelve a ser La Rioja la que lidera el ranking nacional (98,8 por ciento) en cuanto a la calidad asistencial que valora el ciudadano, y es a su vez la autonomía que experimenta el incremento más destacable entre 2008 y 2011, con 16 enteros. Le siguen Asturias y La Rioja con nueve enteros. En el otro extremo de la balanza se sitúan Ceuta y Galicia, que no logran mantener los niveles de optimismo de los usuarios, perdiendo nueve y siete enteros respectivamente. Navarra, tras ‘defraudar’ levemente la confianza de los ciudadnoas entre 2008 y 2009, y remontarla en 2010 con un 94,6 por ciento de satisfacción alcanzada, ha vuelto a la nada desdeñable cifra del 93,1 por ciento, muy superior al balance estatal.

Urgencias

Es el único de los cuatro parámetros analizados que sufre un descenso, cinco puntos exactamente. Aquí es Baleares la autonomía que lleva la delantera, con un aumento del porcentaje que va desde el 69,21 por ciento de personas satisfechas en 2008 a un 87,7 por ciento en 2011. Andalucía y Asturias comparten con los ciudadanos baleares incrementos similares en esos cuatro años estudiados. Y mientras que Cataluña se mantiene con un poco más del 76 por ciento de ‘satisfacción’, Cantabria y Extremadura también perdieron enteros, llegando a estar por debajo de la última media nacional (80,35 por ciento). En este epígrafe, es Asturias la que cuenta con los registros más ‘optimistas’ en 2011, con un 89,2 por ciento.

Ingresos hospitalarios

La percepción del paciente tras una estancia hospitalaria es la que cuenta con las respuestas más positivas, alcanzando el 87,7 por ciento de media estatal. Una cifra que en el estallido de la crisis económica (2008) alcanzó máximos en el caso de Aragón y Cantabria, con un cien por cien registrado. Máximos que sin embargo no han podido mantenerse en ninguno de los casos, si bien superan con creces la cifra media en 2011 (94,8 y 93,7 por ciento respectivamente). Murcia también debe destacarse en el capítulo de ascensos, con 17 puntos de 2008 a los cuatro años siguientes, y el peor dato se lo llevan Ceuta y Melilla que bajan sus notables índices de 2008 (90,5 y 84,6 por ciento) al 67,7 y 78,9 por ciento en 2011. El mejor dato del último año registrado es el de Baleares, con un 96,7 por ciento, siendo la autonomía que ‘dispara’ la media estatal.